SUR CLASICA PICO SARRADETS Y NOTA DE PRENSA APARECIDA EN LE PARISIEN









Quique, Javi y Chavi

Una avanzadilla de caracoles nos dirigimos hacia la número 35 de la biblia del Pirineo, pretende ser el aperitivo de la 93 pero no adelantemos acontecimientos.

Subimos por Bujaruelo y tras una bonita excursión nos encontramos delante de la famosa dalla de la Sur clásica del pico Sarradets.

Desde abajo se ve durillo y tampoco estamos del todo seguros de que por ahí vaya la vía, total que empezamos con alguna duda pero al poco aparece un clavo y hacemos un largo a tope de cuerdas (60mts) y algo más para escalar toda la dalla y llegar a una reunión con dos paraboles y anilla justo al pie del largo difícil de la Directa.

El largo de la dalla nos impresiona a los tres por su belleza y calidad siendo de un nivel mantenido próximo al quinto grado, una pasada, hay que hacerla.

El resto de la vía tiene menos interés pero desde luego vale la pena llegar antes al refugio para hacer esta preciosidad.

Por cierto a su derecha acaba de abrir esta misma semana "La brecha de Ronaldo" el señor Luichy.

Total que contentos llegamos al refugio donde tomamos una cerveza a la espera de la llegada de refuerzos.

Esto es todo lo que estoy autorizado a contar... ... sin embargo ha llegado a mis manos un ejemplar de "Le Parisien" donde en primera página sale la siguiente noticia:

(traducido del francés al oregonés disculpen los posibles errores)

" ¿La plaga del mejillón cebra ha llegado?

¡¡¡¡ Mucho peor!!!!!

¡¡¡¡¡ Los escargots nos invaden!!!!!

Dos ciudadanos franceses acudieron el pasado Sábado a la habitualmente tranquila y solitaria pared Norte de la Torre de Marboré para escalar la vía Ravier.

Por delante se veía gente pero pensaron que un grupo de insensatos excursionistas había confundido el camino a la brecha de Rolando y que pronto darían media vuelta.

Poco a poco se van dando cuenta de que aquellos maduritos van al mismo sitio, ...y por detrás llegan más!!!!

Los atascos un Viernes a la salida de París no eran nada con la que se estaba montando en la R1 de la vía.

Para colmo conforme llegan más individuos unos a otros se gritan, parecen conocerse, y lanzan incomprensibles palabros con aparentes tintes de euforia.

Pasan las horas y los franceses comienzan a utilizar la palabra "escargot" a la vez que comentan el lento avance de tales seres (nota del traductor: evidentemente nos calaron).

Por si había algún genero de duda de su naturaleza se coloca estratégicamente en punta de lanza una cordada de tres que garantiza un ritmo pausado (sindicator, bewater y escopeta).

Transcurren las horas, pasa la mañana, la tarde y a eso de las 18 horas la pared comienza a escupir caracoles por arriba, ¡¡¡hasta un total de ocho!!!!

Las franceses salieron aborrecidos y acudieron a denunciar tal hecho a la Gendarmerie mientras los escargots se abrazaban en las terrazas de salida mientras compartían viandas y soñaban con nuevas aventuras."


El departamento de redacción está preparando una crónica en condiciones que aclarará y desmentirá las injurias de "Le Parisien".

Próximamente Jorge Pérez, "sentencias", les explicará lo que realmente ocurrió allí.

No cambien de frecuencia, seguiremos radiando...

No hay comentarios: