VANDALS


Santi y Chavi

Vión abierto con gran categoría... este sería el titular oficial pero habría otra forma de decirlo más descriptiva sería algo así como ... difícíl de cojones y obligada que te cagas... viene a ser lo mismo que lo primero pero dejando claro que es lo que te espera.

Como somos de Aragón, bueno uno del bajo Aragón que aún son peores, la empezamos desde abajo y como mis hijos quieren ir al cine el día anterior y Santi está de tourne familiar por los Pirineos,  pues nada oyes que desde abajo y saliendo de casa en el día, aupa!, casi parecemos vascos con los ocho apellidos.

La parte de abajo como explicarlo.

Creo que empezamos por donde empieza y acabamos llegando a R5 donde ya es normal empezar la Vandals por en medio recuerdo algo de roca, algún tramo muy difícil y delicado y muchos pinchos, ramas, rocas móviles, algún arbol sólido lo que viene a ser terreno típico rostoll.

Eso sí dejar claro que no sé por donde fuimos, hicimos el primer largo con un parabolt y lo demás supervivencia, me imagino que fuera de vía.

Hablando de rostoll, resulta que es un terreno que se me da bastante bien y mientras estaba entrenido en trepar por un corto muro de roca cubierto de liquen negro me pregunta Santi " Oye y tu que grado rostollaire tienes?" A lo que le contesto "yo muy alto, en roca voy un poco más justito".

Bueno alcanzamos R5 y comenzamos a tocar básicamente roca, el largo de 6b que indica roto ha pasado bastante gente y al margen de una laja que tiembla y que vibras con ella cuando la pasas está bastante saneado y resulta un largo chulo.

Después como buen rostollaire consigo alcanzar la base de los cinco largos magníficos evitando sin querer un largo de roca con 6a que no encontré y empalmando a cambio no se cuantos metros rostollaires obligando a salir al compa en ensamble unos buenos metros.

Y por fin tenemos a la bestia delante, cinco largos, donde aplica la frase  inicial, ahora que ya estamos en confianza difícil de cojones y obligado que te cagas.

Mi compañero es un formula uno y yo un lada Niva. Le ofrezco tres de los cinco al monstruo y yo me cojo los dos de 25 metros que al ser los de 7a estarán más cosidos, al menos esa era mi idea.

Aquí es donde descubro que realmente está abierto con gran clase. Vaya vándalos Teixi y el Tato, largos de séptimo grado y hay que escalar o sobrevivir para llegar al siguiente seguro, además en lugar de 25 metros, resulta que uno es de 40 metros y el otro de 35.

La escalada es magnífica pero hay que escalar muuuucho, todos los largos tienen tramos obligados entre 6b, 6c y....

El antepenúltimo largo nos hizo sudar tinta china un paso concreto. En la reseña pone 7b ó Ae con paso de gancho. Si es paso de gancho no es Ae pero es que resulta que el jodido gancho no se queda, además de que hay que ponerlo muy alto para intentar chapar la siguiente.

Metido en el paso peleo, lucho, lo intento, vuelo con el gancho, lo vuelvo a intentar y tras un rato de batalla pido el comodín del público. Si el gancho no se queda para mí imposible. Me baja Santi a la reunión y va él por faena.

Lleva un dedo lesionado, lo que viene a ser que como formula uno en lugar de llevar el motor con 300 caballos lo lleva con 225 y en ese paso no le permite sacar toda la fuerza de su mano derecha.

Prueba en libre, luego estribo, a ver si el gancho... es un titán y tres veces sale para arriba y... tres veces vuela.

El tiempo pasa y son casi las siete de la tarde, yo no digo nada pero lo pienso si no podemos pasar en un rato habrá que pensar en la retirada que va  a tener miga salir de aquí si no es por arriba.

En esos pensamientos andaba el rostollaire cuando el formula uno mete el DRS y sale para arriba y caza el parabolt, MAQUINÓN!!!

Superado el paso terrible, la fiesta continúa y no nos abandonará hasta prácticamente la cima obligando a escalar y apretar sin tregua.

Realmente vión, en mi caso en cuanto a grado obligado lo más duro que he escalado, porque no es sólo una zona obligada, básicamente los cinco largos finales son obligados y difíciles, bueno mejor dicho más que escalado es que he subido, ya que quién hizo la mayor parte fue el compañero.

Ojito al paso de gancho o 7b.

Salimos de día si le podemos llamar día a las 20:45 y no tener necesidad de encender los frontales. Empezamos a las 9:45 la escalada así que 11 horitas. No sé el tiempo que perdimos en el caso cabrón pero fue bastante.

Por cierto bastante calor pero a partir de más o menos las cinco la parte de arriba queda en sombra y escalamos con dos camisetas.

En el centro de la foto se aprecia el parabolt que encontramos hasta alcanzar la R5, lo vimos muy sólo y parecía no haber visto gente en mucho tiempo

El señor rostollaire haciendo una demostración de grado

En el largo que la reseña indice 6b y un signo de exclamación de roto. un par de puentes de roca y un bolt señalan el camino

Megalargazo el primero de los cinco magníficos. El cordino que se ve en primer plano, tal vez sea el más cutre de toda la vía, el resto en general los ví mejor de lo esperado y en mi caso opté por considerarlos auténticos bolts.

Largo de afilar uñas que el formula uno se permite el lujo de empotrar piernas en un agujero y soltarse de manos

Liberator dando gas, el estribo no loconsigo borrar con fotoshop, la uña con otro estribo los quité antes de hacer la foto.

Afronto las placas con el estribo desplegado, cada uno con su estilo

Que bien voy!!!

Espera, espera que no voy tan bien, mientras me haces la foto pongo otro seguro que si no me cago...

Facilísimo oyes!!!

Penúltimo largo ya en versión "corre, corre que nos pilla el negro" y no me refiero al de las neskas

Vamos Chavi!, venga Chavi! va gritando Santi y yo que no puedo ni sonreir.

Espera que sonrío, pero vamos como dice Albert más que sonrisas son muecas, por cierto se ven los dedos gordísimos y he de decir que desde que me casé (hace 17 años) he tenido que aumentar el anillo de compromiso en cinco tallas, para que luego digan que cuando te casas dejas de escalar.


Vientos de la Patagonia




Marzo 2014

Sergio, Alex y  Alberto


Los Cuernos del Paine
Dos semanas en la Patagonia dan para muy poco si se va con el objetivo de  escalar alguna gran ruta, de conseguir una pieza de “caza mayor”, pero si el sentido del viaje es más amplio, e incluye   saborear  los paisajes, las gentes y los vientos de esta tierra remota, regresarás del “Fin del Mundo” alegre, satisfecho y con ganas de volver. Pero vayamos por orden y empecemos por el principio…

La primera semana la había planificado con Sergio Tartari, un experto escalador patagónico que conocí hace unos años en Brasil;  nuestro destino era Cochamó lugar que mi compañero conocía bien – ha abierto varias rutas ahí-   y que me había descrito como un paraíso de la escalada en grandes paredes de granito.

Cochamó está casi 2.000 km al Norte de los grandes macizos del  Fiz Roy y Torres del Paine   y en general  tiene un clima mucho más favorable para la escalada: menos frío, menos lluvia y menos viento. De  mitad de enero a mitad de marzo parece ser la mejor época.

 
En la aproximacion al refugio de la Junta en Cochamó.

Me encontré con Sergio en Santiago de Chile y desde ahí volamos hasta Puerto Montt (unos 1.000 km al sur), esta ciudad es la capital de la región de Los Lagos, en el Norte de la Patagonia chilena. Desde Puerto Montt unas 3 h en coche te dejan en el pueblo de Cochamó y desde ahí caminando unas  3 h a buen ritmo (sin peso, el equipo lo acarreaba un caballo) se llega al refugio de la Junta, nuestra base para los próximos días. Durante el camino, la vegetación exuberante (helechos gigantes, líquenes colgantes,..)  el barro omnipresente, el agua y la niebla, te hacen pensar que aquí la lluvia debe ser un fenómeno permanente, quizás eterno. Lo cierto es que nos habían dicho que en febrero había llovido poco y que esta temporada de escalada estaba siendo muy buena; pero de momento,  el tiempo para los próximos días no pintaba bien..


Llegando a la Junta, al fondo el cerro Trinidad, paredon de 1000 m

Al llegar a la Junta vemos entre la niebla algunas de las imponentes paredes de la zona: Cerro Trinidad, Anfiteatro, Arco Iris, … , murallas graníticas que recuerdan algo a Yosemite, con vías de hasta 1.000 m de recorrido y escalada predominante de fisuras.

Sergio encadenando  un 7a+( a equipar )en la Pared Seca


El primer día llueve y no hacemos nada, el segundo llueve también y escalamos un rato en la Pared Seca – vías cortas equipadas y a equipar bajo unos desplomes- , el tercero llueve todavía más y lo que es peor, el pronóstico para toda la semana confirma lluvia.

Nos resignamos a que esta vez no será posible escalar en Cochamó y decidimos intentar mejor suerte en Bariloche,  Argentina, que por estar al otro lado de la cordillera andina suele tener un tiempo mas seco.

Preparando la retirada de Cochamó
Desde Puerto Montt hasta San Carlos de Bariloche tardamos unas 7 h en bus regular (incluyendo un antipático cruce de fronteras a medio camino). Bariloche es una ciudad agradable, turística, con buenos asadores  y precios bastante más baratos que en Chile.  Nuestro siguiente destino es el Circo de Frey, 30 min en coche +  3 h  de pateo y llegamos al refugio. Finalmente el día es bueno y apenas sopla el viento, no perdemos el tiempo y continuamos caminando 1h mas hasta llegar a nuestro objetivo:

Aguja Cohete Lunar (Circo de Frey)  – Pilar Norte. Vía Objetivo Luna, 210 m (6b)

Sergio ya había escalado esta vía y la tenía por una de las mejores de Frey, solo faltó que me dijera que la había abierto  Piola para entusiasmarme inmediatamente. Yo no colecciono nada -  me gusta viajar, conocer sitios nuevos y escalar con buenos  amigos buenas vías – pero si algún día me hago  coleccionista de algo  será de  “vías Piola.



En el primer largo de Objetivo Luna, una  bavaresa preciosa
La vía resultó ciertamente muy buena, granito excelente, escalada variada (bavaresas, empotramientos, placas, desplomes,..) y una línea preciosa con recompensa final en una cima diminuta y aérea desde donde vemos cómo  el cóndor pasa junto a nosotros.
 
 
 

En este refugio, al igual que en el de Cochamó, Sergio  se reencuentra  con amigos con los que compartimos agradables conversaciones apres climbing, mientras tomamos mate.



Excelente L2 de Objetivo Luna, calidad Piola.
Al día siguiente, amanece con tiempo revuelto y viento muy fuerte, dudamos entre varias opciones y  finalmente decidimos intentar la Aguja Frey, justo al lado del refugio y por tanto rápida de escalar. Escogemos  la Vía Sifuentes-Weber, 100 m (6a ),  la  más clásica de toda la zona, muy bonita y recomendable. Si no fuera por el viento diría que se nos hizo  demasiado corta. Ese mismo día por la tarde regresamos a Bariloche.


Sergio empotrando en el L5 de Objetivo Luna
En el L2 de la via Sifuentes-Weber a la Aguja Frey
Evidentemente, las escaladas en Frey  no han sido  las piezas soñadas de “caza mayor”  pero han sido hermosas y nos han permitido conocer gentes y lugares interesantes. Cochamó queda para otro año, con más y - esperemos-  mejor tiempo.
 
Al día siguiente en el aeropuerto de Puerto Montt cambié de pareja de viaje, Sergio regresó a Rio de Janeiro y yo me reuní con mi hijo Alex recién llegado de España.
 
 
 
 
 
 
El plan para la última semana era volar a Punta Arenas, la ciudad más austral de Chile,
alquilar un carro 4 x 4 y viajar durante unos días por la región de Magallanes.
Guanacos en el parque de las Torres del Paine(nos falto ver pumas tambien abundantes)
Al inicio del Trekking, en el lago Grey
Entre nuestros objetivos estaba visitar alguna pingüinera y realizar el trekking W de las Torres del Paine. Lo primero fue un fracaso pues cuando llegamos a Seno Otway  los últimos pingüinos se habían marchado hacía un par de días (una semana antes había miles!).   Las Torres del Paine están unas 6 h al norte de Punta Arenas, en la provincia de Ultima Esperanza,  aquí tuvimos más suerte,  y con un tiempo típicamente patagónico (mucho viento, lluvia e incluso nieve) pudimos completar el célebre Trekking W.



Descendiendo del Valle del Frances, nieve en el ultimo dia del verano.
Caminantes a orillas del lago Pehoé
 
 
Como teníamos poco tiempo andamos muy rápido, completando el circuito en solo 2 días y medio. La infraestructura de refugios  es muy buena y nos permitió caminar con poco peso.



En la Base de las Torres del Paine
La ruta que seguimos fue: Lago Grey –Refugio Pehoé-Valle del Francés-Refugio Cuernos
del Paine- Base Torres del Paine – Hostería las Torres. El principal atractivo de este recorrido son indudablemente sus grandiosos paisajes: lagos, glaciares y  sobre todo unas  montañas- los Cuernos y las Torres del Paine - de las más bellas del Mundo
 
Nos despedimos del Paine con un poco de sol.

Y esto es todo amigos, que los vientos os sean favorables y hasta la próxima.


"Tierra de Dragones" - Peña Ruaba


Marzo - Abril 2014
Anzas, Toño Nogués, Kike Royo, Luisfer y Jesús

Os presento otra nueva "criatura" de este quinteto de Caracoles Majaras, al que le ha dado por abrir vías últimamente. Se trata de una ruta que mantiene el estilo que planteamos en nuestras anteriores aperturas ("Areneska" y "Lorenzo Ortas") y que hemos denominado Caracol Love Climbing: Vías bonitas, bien aseguradas, y pensadas para pasar un buen día de escalada disfrutando del ambiente y del placer del gesto.

La "Tierra de Dragones" se encuentra en la cara este de Peña Ruaba (la que da al Valle del Gállego), y a la izquierda de la conocida "Espolón del Gállego"
Fotografía de la Pared, con el itinerario de la vía
Rótulo al pie de vía
En la vía se pueden definir tres tramos:

Muro Inicial: Está compuesto de tres largos muy buenos, de roca excelente, que van buscando las zonas más limpias y de escalada más lógica. La dificultad está en torno al 6a.

En el largo 1
En el largo 2
Zona intermedia o de transición: Son dos largos de menos dificultad, que llevan hacia el muro final. La roca es bastante aceptable. La dificultad está en torno al IV.

Muro final: Lo forman seis largos muy directos que llegan hasta la cima. La dificultad media de este tramo es V+ mantenido, pero hay un largo (el octavo) que es más vertical y el más difícil de la vía (6b, no obligado). En este muro había alguna zona con roca delicada, pero hemos hecho un intenso trabajo de limpieza y ha quedado bastante bien. Dada la amplitud de este paño de pared, se tiene la sensación de estar en una gran ruta.

Vista de los largos superiores
Anzas, al inicio del largo 8
Para acceder a la vía, seguir el camino de aproximación del "Espolón del Gallego", pero antes de llegar a una brecha señalada con un mojón, en la que se desciende un poco, tomar un sendero que sube empinado a la izquierda, y que está señalado con otro mojón y una tira de plástico en un arbusto. Seguir este camino unos 5 minutos hasta otro mojón grande, donde se atraviesa ya en horizontal hacia la base de la pared.

Para los que no conozcan esta zona, daré más explicaciones: En la carretera de Murillo de Gállego al Pantano de la Peña, meterse por un camino que sale a la izquierda justo antes de que empiecen las curvas cerradas de la carretera (ojo, hay curvas también antes, pero son más suaves). Si se va con un todo terreno, subir la pista hasta el final de la misma, coger el sendero marcado con un mojón y luego seguir las instrucciones dadas antes. Si no se dispone de un vehículo todo terreno, dejar el coche a unos 200 metros del inicio de la pista, en un amplio espacio justo en la primera curva pronunciada a la izquierda. Luego continuar a pie hasta el final de la misma (unos 20 minutos). El acceso hasta la vía puede costar entre 20 y 40 minutos, según se suba la pista en coche o andando.

Reseña de "Tierra de Dragones"
Para descender, hay varias opciones, que se indican en el croquis adjunto. Nosotros recomendamos bajar andando. Hemos realizado un trabajo importante de señalización y mejora del camino ya existente, y resulta una bajada cómoda y muy bonita. En una hora se puede llegar hasta la parte baja de la pista. La vía también podría descenderse en 8 rapeles, con cuerdas de 60 metros, pues hemos dejado anillas en todas las reuniones. Las chapas de las reuniones que se recomiendan para rapelar están pintadas de verde. Hay un tinglado de rapel con chapas verdes unos 10 metros antes de la cima, justo a la derecha de por donde pasa el largo 11; no está pensado para montar reunión, sino para aquellos que decidan rapelar desde aquí y no subir la última rampa.

Croquis de los posibles descensos
Creemos que ha quedado una vía muy buena y con un grado que permite escalarla toda en libre, sin necesidad de ser una máquina. Tampoco hay que llevarse a engaño, los largos de V+ y 6a son mantenidos y requieren una escalada más bien técnica, de ir buscando las mejores presas. Entre la aproximación, la escalada y la bajada, constituye una excelente actividad para pasar un agradable y completo día. Esperamos que os guste. La vía está más protegida del viento que el "Espolón del Gállego", pero mejor hacerla en días no muy ventosos. Da la sombra a partir de las 14 horas, aproximadamente y según los tramos de la pared.

La primera escalada completa de la vía la hicimos el 5 de abril y tuvimos el placer de hacerla en compañía de nuestras queridas "Neskacarolas" Ana e Idoia, a las que invitamos para que nos dieran su opinión. Gracias a sus sugerencias, realizamos después alguna pequeña mejora.

Abrir la vía ha sido una currada importante, pero nos lo hemos pasado muy bien. Trabajar en una vía mediocre que casi nadie va a repetir no nos motivaría, pero hacerlo en una que ves que puede quedar muy bien y ser una clásica, nos ha encantado. Seguiremos buscando nuevos objetivos...

BARRUFET PIRATA

Parce y Chavi

Vía que combina tramos buenos o muy buenos con terreno complejo mas difícil de proteger que propiamente difícil y con otras zonas vegetales sin más.

La reseña de Armand es buena y precisa si no te fijas detenidamente en ella puedes acabar haciendo zig zags encontrando y perdiendo la vía sobre todo hasta cruzar con la GEDE, de ahí en adelante es más evidente el recorrido.

Lo comentaba Parce mientras estaba escalando un bonito diedro de 6a, le parecía que había sido más difícil escalar los V+ y V anteriores que ese 6a. Es lo que tiene el terreno complejo, con roca dudosa y no siempre protegible.

Fue un día de mucho calor, tal vez el primer día de calor de verdad y a pesar de pasar una buena parte en sombra, fuimos algo agobiados al principio con el bochorno y la alta humedad y luego con el sol implacable.

Seguramente volverán a bajar las temperaturas pero hasta hace dos días se agradecía el sol y este día era un problema.

La chimenea final la resolvió Parce con maestría, difícil, obligada y exige una importante elasticidad de piernas, tal vez si te empeñas pases en artifo pero no lo tengo del todo claro, posiblemente 6b obligado.

Vía para amantes de montrebei.
Primer largo coincide el inicio con Fil de Ariadne luego coge un diedro recto y Ariadne se desvía a la izquierda

L3, largo de V+ exigente, justo en el tramo que se ve al escalador es un tramo común con Cuestión de Fe

En el diedro bonito de 6a tras cruzar la GEDE

La megaxemeneia exhibición del Parce en técnica de chimenea al límite de la elasticidad de las piernas



Prueba superada!!!


RINCONES OLVIDADOS: ANGLADA-MUÑOZ-VERGÉS + OPACA


Kim Gil y Chavi

La vida te va enseñando, para aprender además de hacer hay que equivocarse, esta actividad me ha demostrado que es importante saber valorar las cosas, saber disfrutarlas y no prejuzgarlas.

Cuando quedé a escalar con Kim el otro día, me ilusionaba volver a ver a Kim pero el objetivo de escalada no me motivaba, lo había escogido yo para tachar vías en Montrebei, pero no esperaba mucho, aparentaban ser vías de poco interés.

Mirando las reseñas me parecían vías fáciles, el ser humano es de los pocos animales que son capaces de no aprender ni a la primera, ni a la segunda... a veces no aprendemos nunca, una reseña no lo dice todo.

Empezamos por la Anglada, me toca el segundo largo, quinto grado... será cosa fácil.

La lluvia del día anterior ha dejado la tierra empapada y en cuanto pisas tierra coges un barrillo negro patinoso en los gatos que no inspira confianza.

En ese largo se superan tres bloques empotrados en la canal utilizando las paredes de la canal lisas por la bajada del agua.

El primer bloque me aprieta pero tira que te va y al llegar al segundo empiezo a sudar tinta china, sudo, bramo, me cago y finalmente lo supero a base de bramidos, joder con el quinto. El tercer bloque no es tan difícil pero tras los sufrimientos del segundo ya voy cagao y tampoco me resulta fácil y llego a la tierra...

Subo unos metros por la canal de tierra empapada sin posibilidad de asegurarme, hay un corte como si se tratase de un alud de placa y para superar el corte doy patadas con los gatos en la tierra y hundo las manos en el barro como si fueran estacas para no irme abajo, mientras tanto mi compañero recibe un bombardeo de todo lo que voy tirando en mi avance.

Hago un bloqueo de una mano en la tierra y me lanzo a por una raíz dudosa, bramido y me agarro a unas raíces de mierda como si fueran parabolts, meto un alien 0.0 en una microfisura y prosigo por tierra ya más sereno, buffff, termino el largo.... y esta es la vía más fácil de Montrebei!!! porque será que todas me parecen difíciles.

Terminamos la escalada intercalada con zonas de andar y vamos a por la Opaca.

Informados por Luichy, creo que la fuente era Sidi, rapelamos de una sabina recia pero seca que está justo enfrente del torreón despegado de la pared. Dejamos dos hitos de piedra en la sabina para señalizarla.

Rapel de poco menos de 60 metros, bastante limpio.

De ahí en escasos minutos nos plantamos frente a la profunda chimenea de la Opaca, una maravilla geológica, donde la escalada es una excusa para disfrutar de un entorno mágico.

Me imagino a Paca en solitario subiendo por allí, eso es aventura.

Tras terminar la Opaca la satisfacción se refleja en nuestros rostros hemos pasado un precioso día de aventura en el profundo Montrebei (nunca mejor dicho) y he recibido una lección.

La dificultad es una parte del juego, es un gran aliciente superar algo difícil, pero también lo es disfrutar del entorno, del descubrimiento y sobre todo no hay que menospreciar ninguna vía, eso es muy fácil y te aporta poco, lo difícil y lo valioso es saber disfrutar con más cosas...   ...y eso en Montrebei es muy fácil, sólo hay que abrir bien los ojos, disfrutar con el entorno y por supuesto llevarte tu dosis de sufrimiento que así vuelves más contento a casa.

Tras superar el segundo bloque empotrado

En el rapel para conectar con la Opaca sin necesidad de hacer el descenso clásico y volver a subir
Al acabar el rapel a la izquierda la Anglada
A la derecha la profunda canal de la Opaca
Curioso inicio de la Opaca
La Escletxa de la Trona, curiosidades de la espeleo.

Fantasía

Sin palabras
A pleno día escalamos en penumbra

Andar también es bonito