LA FIESTA DE LOS BICEPS... de imposible a posible


Bartolo y Chavi


La Fiesta de los Biceps no estaba entre mis vías ambicionadas porque tengo la prudencia de ambicionar lo que es posible o al menos mínimamente  posible y la Fiesta estaba entre las imposibles. Bastante tenía con hacer algún día la Zulu Demente.


Pero unos franceses tuvieron la idea de incluir la Fiesta entre las vias seleccionadas en su libro Verticualidad y ahí me jodieron...


Mis recursos de perro viejo, mis ganchos, estribos, tramposas y demás armas barriobajeras no servían de nada en un implacable desplome continuo con aire entre chapas y tampoco me motivaba ponerme en modo petate y probar suerte a subir indignamente con algún masterclimber y quedarme con un sabor amargo.


Así que apliqué la vieja receta casera, nada de fast food, no valía un telepizza ni una paella de encargo, había que acudir al mercado a comprar los ingredientes y estar dispuesto a cocinar a fuego lento el guiso y ya veríamos el resultado.


Los ingredientes eran evidentes, más fuerza, más continuidad, más trabajo en escuela y confíaba en que con esos nuevos ingredientes era suficiente, la salsa era echarle morro al aire entre chapas y eso debería venir sólo porque el power, digan lo que digan, te hace más valiente.


Por  suerte Riglos me queda cerca, sólo restaba tener paciencia y cocinar a fuego lento, ya llegará el momento si tiene que llegar.


La Zulú ya cayó hace unos años y luego se convirtió en normalidad hacer la Zulú cada año (nunca sobrado), ya el año pasado hice campaña riglera en otoño repitiendo muchas vías y escalando algunas pendientes como Hechizos del Viento ó la Anglada-Guillamón entera pero eran más de vías del Pisón que de la Visera y todavía estaba verde.


Este año con una mejoría en la deportiva vuelvo ha hacer campaña riglera otoñal acompañado de Jorge Perez y además de repetir otras vías esta vez  me meto más en la Visera con la Chinatown y con una combi Moskitos-Supercrack-Zulu.


Habrá que probar fortuna... y al final llega el día pero... la fiesta es demasiado famosa y vamos un día demasiado perfecto y en fin de semana, sol sin calor, casi sin viento y nos encontramos a pie de vía cuatro cordadas por delante y además una de las cuatro haciendo algo de tapón, cambiamos de objetivo...


No me importa salvo los nervios que me he comido los dos últimos dias pensando en la fiesta sin que sirva para nada. Repetimos la Guirles y la disfruto además de refrescar lo buena y exigente que es esta vía.


Y así casi de improviso se presenta una nueva oportunidad para ir de Fiesta con el amigo Bartolo.


Voy sin nervios, total para qué, si lo mismo no nos metemos. Llegamos a Riglos, toda la noche lloviendo, temperatura por debajo de 10ºc, humedad, cielo gris, neblinas, ya veremos si escalamos.


Pero el día va girando, sale timidamente el sol y decidimos probar suerte.


El día no es el mejor, a cambio la vía es toda para nosotros y la única compañía en la Visera es la de una cordada de alemanes en la Zulú y en el Frechín nadie!!! sólo se oye algún vuelo de buitre y los típicos sonidos de la sierra automática cortando leña y el burro de riglos con sus gemidos diarios.


Todo sucede rápido y en cinco horas estamos arriba, primeros largos ñaperos, sensaciones más pisonas que viseriles, algún tramo imposible (7a de L2) me obliga a ensuciar el estilo con estribo y tramposa pero eso estaba en el guión, esos metros son demasiado para mí ahora y siempre.


Me he autoasignado los largos pares y ha sido un acierto una vez pagado el precio de L2.


La auténtica Fiesta, la bonita, la mítica, la famosa y además la menos difícil empieza en L4.


El desplome es continuo pero los bolos son habitualmente generosos, el camino está marcado, el a vista es imposible, el tacto a pesar del uso es bueno y los seguros están perfectamente distribuidos para que la pasta salga al dente.


Mientras escalaba recordaba un consejo del amigo y experto riglero Toño Carasol, " cuando salgas de una chapa, no te lo pienses, pisa el acelerador y escala rápido con decisión, sin importar lo lejos que esté la próxima chapa, es lo mejor que puedes hacer para no gastar fuerzas y para que el hidraúlico no te falle"


Apliqué su consejo aunque ese consejo no sirve de nada sin el trabajo a fuego lento en escuelas como Vadiello, Gratal o Benabarre.


Pero lo importante no fue salir por arriba, lo importante fue que disfruté haciendo la vía cumpliendo el sueño de escalar por el patatal con el nivel suficiente para sentirme digno de estar en esta vía, de haberlo hecho bien, haber sido paciente y esperar al momento adecuado.


La realidad es que es una vía que se escala muy a menudo por muchas cordadas, no es nada especial para muchos... pero para mí si es especial.


Y después de todo este rollo que he soltado, si todavía estás leyendo, hay una enseñanza que te da la vida y es que los imposibles los pones tú y los posibles también y no hay nada más sano que aceptar un imposible con humildad y honestidad y no hay nada más bonito que convertir un imposible en posible.


Fiesta!

O tengo el cráneo deforme o no sé ajustar el casco

Gracias Bartolo y gracias Jorge aunque no estuvieras el día D



Barranco de la Hoz. Bustacazo, Fisura del pozo del infierno y Zarrapatrusta.


Que gran sitio el Barranco. Creo que es uno de esos lugares que tienen un algo especial. O al menos para mí es así.


Nunca me he encontrado escalando allí con nadie. El entorno siempre es tranquilo y se respira paz. Sacar cierta información es difícil y salvo de las vías más clásicas pocos croquis hay. A día de hoy en el bar de la ermita podéis ojear algunas reseñas e informaros de las posibles restricciones. Hay más de lo que se ve a simple vista.

Sé que hay bastante recelo en compartir por miedo a masificaciones, aglomeraciones, restricciones etc. Pero me atrevo a decir que eso no va a ocurrir nunca en este sitio. Los asiduos a estos terrenos somos pocos y bien avenidos. Las vías aquí por lo general tienen ese sabor a angustia con boca seca musgosa que no suele gustar a muchos. Esta exigencia de las vías y su compromiso hace que el público se reduzca bastante. Además, los que venimos aquí somos conscientes de que se está en un entorno frágil. Sigamos manteniéndolo.



Os cuento un poco estas tres vías que tenía pendiente. Todas son buenas y se pueden combinar con cualquiera de sus vecinas.
Fisura Pozo del Infierno.

Corta y divertida. Calidad y disfrute asegurado. Ideal para combinar con alguna otra vía pues no dejan de ser dos larguitos solo. Descenso en rapel.

Parece que buscamos cangrejos... pero no!
En el segundo largo.
Visto desde R1
Visto desde fuera.
El largo es muy guapo.

El croquis.
Bustacazo.

Croquis cortesía del señor Ballart y bastante más info en esta entrada de Viaclasica.
Piada Bustacazo . Muy buena.

El croquis.
Vamos que aquí sigue sin haber cangrejos...
Recomendable para los ya iniciados en el Barranco. Los primeros metros como en casi todas las vías de por aquí es el peaje a pagar por disfrutar de las fisuras de arenisca de arriba.

Primeros metros. En mi caso fraccioné el primer largo en dos.Sin ser muy difícil tampoco es fácil.
Ahora si llegando a R1 del croquis.
Mención especial al último largo...hasta el rabo todo toro y en este caso el rabo es duro.

Uno de esos tramos de chimenea peleona.
Tramos más sencillos...

En el largo 4. el espit que marca esta quitado.
Visto desde mi R4.
Pasito que ya será 6a
Asegurando en la R
Llegando a R5.
Asegurando el largo 6.
Vamos que nos queda salir de aquí...

Juego de camalot hasta el 4 a repetir al gusto. Llevar tres cuatros puede ir bien. Los fisus no los usé y los micros pequeños tampoco. En cuanto a los grados propuestos en el croquis quizá le quitaba un plus al 6b del largo 6 y sin dudarlo se lo pondría al V° de salida. Ojo que este lleva su firma de autor. El descenso como de Pañoleta.
Sin dudarlo otra de las imprescindibles del barranco.
Zarrapatrusta.

Mojarme y decir que es mejor que Pañoleta Blanca a lo mejor sería pasarme... pero sin duda alguna esta línea de fisuras puede ser de lo mejor que haya por la zona. Buenísima!!

El croquis.
Grado duro en fisura que te va exigir para pasar sin colgar. Se protege bien y no es expuesta. Aun así obligará a escalar sobre el 6a+/b. Si no recuerdo mal Camalots hasta el 4 repitiendo medianos. Se puede bajar andando o un rapel desde el colladito de la canal de la izquierda. El croquis que pongo lo dibujo en tres tiradas. Aunque yo monte una reunión de más antes de salir por arriba.

En los primeros metros.
Llegando a R1.
Comenzando el segundo largo.
Chulísimo!!

Llegando a R2.
Empezando el tercer largo.

Lo de talonar en desplome nunca fue mi fuerte.

Vistas de mi reunión improvisada.


Mención especial a la salida a cima...
Pues lo de siempre. Espero q os gusten las fotos y la info os sea práctica.
P.d. Respetar siempre el entorno e informaros de las restricciones.











































































Cara S del Pic des Sarradets, 2741 m












Cara S del Pic des Sarradets, 2741 m


Hace ya unos años que nos pusimos con aplicación a la tarea de terminar las “100 mejores” de Bellefon. Afortunadamente, que los años no pasan en balde. Así que en principio nos centramos en recorrer y tachar las más difíciles y comprometidas de la lista. La verdad es que han sido algunas de las escaladas más exigentes, severas y gratificantes de nuestra vida alpinística. Pero una vez liquidadas, afortunadamente ahora podemos plantearnos las restantes con más tranquilidad y relajo. E incluso podemos aprovechar para compartirlas con los amigos en “alegre biribilketa”. 
Vignemale al amanecer
Ahí está la placa...
 De modo que a primeros de octubre nos juntamos cinco amigos con la firme intención de recorrer la ya legendaria (al menos para los de nuestra edad) placa de Sarradets. Todos jocosos y alegres menos Gontzal, que con la edad está volviéndose un auténtico cascarrabias. Pero como contamos con su apartamento para vivaquear, no ha habido más remedio que invitarle.

En el zócalo
Entrando en la placa, IV-V
 
A eso de las 8 de la mañana amanece en el Col de Tentes (2208 m), sobre Gavarnie. El día se presenta esplendoroso, despejado y soleado. Pero no hay que relajarse, según Meteofrance, una potente borrasca entra por la tarde. Por el momento, los relieves pirenaicos lucen rojizos al sol naciente, y la senda hacia Bujaruelo y Sarradets bulle de actividad: pateadores en grupo o solitarios, runners, parejas con bebés en la mochila… Acostumbrado a ver este entorno en invierno, se me hace raro deambular bajo la muralla del Taillon y verla desnuda, sin nieve. Una corta subida, y en el col de Sarradets, a unos 2550m, nos separamos del mogollón que tira hacia el refugio (cerrado por obras) y hacia la Brecha de Roland. Nosotros bordeamos la base de la cara sur del Pic des Sarradets, un conjunto de placas de caliza rojiza que se elevan hasta los 2741 m, con una orientación inmejorable. Cuando llegamos a la base de la vía, tras poco más de una hora, el sol calienta ya la pared.


A pocos minutos del Ref de Sarradets, y con una cómoda aproximación incluso saliendo del parking del Col de Tentes, no se trata de una pared de envergadura, al contrario. El que quiera compromiso y severidad, no tiene más que mirar hacia el otro lado, hacia la sombría cara N de la Torre de Marboré y sus vías. Pero hoy no toca. Hoy se trata de una escalada simpática, no demasiado larga ni demasiado difícil, con muy buena roca, que nos conducirá a una de esas cimas secundarias, pero que ofrecen vistas sin igual sobre el circo de Gavarnie y sus relieves, tan queridos para los pirineístas. 



Nuestro objetivo es la nº 35 de “Las 100 mejores”, la clásica a la cara S del Pic de Sarradets (1962, Adagas y Lasalle). Además de la biblia de Bellefon, la más moderna guía de Luichi, “Plaquettes dans les vallées des Gaves”, ofrece un muy buen croquis, además de proponernos una posibilidad de alargar la escalada empezando por los dos primeros largos de “La brecha de Ronaldo” abierta por Luichi en 2011. Tras superar así el primer zócalo, atravesamos una terraza pródiga en edelweiss, ¡y ya estamos allí, al pie de la “Placa de Sarradets”! Una placa no demasiado vertical, con mucho canto, limitada por sendas fisuras-diedros a cada lado. Una escalada gozosa, de IV/V. protegida hoy en día por dos o tres parabolts y algún pitón en la parte superior.


Uno recuerda la foto en blanco y negro del libro de Bellefon, y por un momento lamenta no estar escalando canteando las suelas vibram de las botas en los relieves… Pero la verdad, sin los gatos, la corta sección de 6ª poco más arriba sería difícil de verdad. En 1979, la vía clásica fue enderezada con una serie de variantes, protegidas parcialmente con expansiones. Hoy en día se le conoce como la directa. El resultado final es una escalada homogénea en el V grado (con breves tramos de V sup y un 6ª) bellísima, entre placas, espolones, fisuras y algún diedro. Reuniones equipadas con parabolts, así como algunos puntos intermedios. Llevaremos 8 expreses, y lo habitual para asegurarse: fisureros y un juego de friends, desde aliens hasta el camelot 3.

Murito de 6a tras la placa.


Escalamos al sol, disfrutando del entorno, de los movimientos, de la compañía. El glaciar del Taillon luce hermoso en su pequeñez, las chorreras que escapan de los últimos neveros ya se han helado. En esta escalada, hoy no hay lugar para la severidad, todo es disfrute. ¡Una buena, muy buena vía! 


Llegando a la cima

En poco menos de cuatro horas estamos en la cima, contemplando las murallas que nos rodean, y las cimas que se extienden en el horizonte. Sin embargo, como estaba previsto, el cielo se cubre, se levanta el aire y cae la temperatura. Toca abrigarse. Descendemos destrepando por la vía normal (posible rappel), el sol vuelve a aparecer, pero de nuevo chispea mientras volvemos al coche. Atrás queda una hermosa jornada, y atrás queda un trío de franceses despistados que demasiado tarde ya, pululaban por la base de la pared sin acabar de encontrar la entrada a la vía. Espero que no entraran, pues la tormenta amenazaba.




Mientras volvemos a casa en coche, aun maravillados por la belleza de la actividad y de la jornada, comienza a jarrear. ¿Habrá sido nuestra despedida al alto Pirineo por este año?

 

 Lasarte anaiak