PEÑA MONTAÑESA, AL FIN Clásica de invierno, junio del 19






PEÑA MONTAÑESA, AL FIN
Clásica de invierno, junio del 19

Pilar del Sobrarbe
Clásica, primer largo

A primeros de junio quedo con  Txingu y Axi. La idea es catar granito en el Midi d´Ossau con vistas a una posible escapada alpina. Pero curiosamente, ese finde se esperan temperaturas cercanas a 0ºC, así que toca cambiar de planes, y acabamos decantándonos por Peña Montañesa.

Segunda reunión
 

Nunca hemos estado por allí. Ya tenía ganas, pero a la vez sentía cierto recelo. Es poco lo que sabemos sobre la Peña, pero lo poco que sabemos es para preocupar. Que se abren muchas vías, y que mayormente son duras, exigentes y bastante limpias.  Demasiado duras en realidad. Por suerte, buceando en las fuentes fiables habituales (Caracoles, la noche del loro…) descubro una posibilidad muy interesante: La Clásica de Invierno. Discurre por un lienzo de pared en plena solana, pero eso no será problema con las temperaturas frescas que disfrutaremos. Además, siempre es un placer recorrer una vía abierta por amigos caracoles, je je.

En el tercer largo, 6a+

Como prometía, la vía será muy buena. Tras 45 minutos de pedrera, llegamos a la base, bien marcada por las iniciales CI maceadas y por un pitón a unos metros. Durante siete largos, seguiremos primero fisuras y diedros de bastante cacharrear, muy estéticos. Será un placer ascender por las preciosas bavaresas invertidas del tercer largo, así como contemplar a los compañeros lidiar a su vez con ellas. Este me ha parecido el largo más vistoso, aunque en realidad salvo el cuarto que permite cambiar de zona de pared todos son buenos.




Los dos últimos largos son más plaqueros, con un 6b bien protegido pero que nos hará resoplar. La vía se sigue muy bien, y usaremos fisus, aliens y un juego de camelots hasta el 4, repitiendo hasta el 2. 

Sexto largo, pasado el 6b


Al día siguiente nos moveremos al otro lado de la montaña, para escalar Ramondias, recorrido más fácil y menos atractivo, pero que nos permite seguir explorando esta pedazo mole de roca y pedreras.
Me ha parecido un paraje impresionante. Desde nuestro vivac en el monasterio abandonado de San Vetuliano, la visión al amanecer de esas paredes, compactas y verticales, que se extienden por kilómetros es sobrecogedora. No es de extrañar la dificultad de sus vías, ni extraña tampoco que en la Edad Media el lugar fuera elegido como retiro por eremitas “facedores de milagros”…

Ramondias
Ramonda myconi
Vamos, un lugar para volver. Aunque me temo que el surtido de vías asequibles para escaladores “humanos” sea un tanto limitado. ¡ Se aceptan sugerencias!






Txingu y Axi y Patxi


San Vetuliano o San Victoriano.



BARRABAS A LA FRAUCATA

 Oscar y Chavi

Soy de los que piensa que escalar en Ordesa es tan distinto y tan intenso que la primera del año no hay que apuntar muy alto porque el lugar requiere adaptación.

Tras barajar distintas opciones nos dejamos engañar por la guía de Ravier de Ordesa y sus grados rebajados y apostamos por ir a Barrabas una de las vías no frecuentadas de Ordesa.

Según la topo de la guía sólo hay un par de largos de V+ y lo demás más fácil. aunque en la misma guía junto al nombre de la vía da un grado de 6a+ pero luego en la topo no pasa de V+. Cosas de la guía.



Sabíamos que ibamos a la aventura, que en la Fraucata no hay vía sencilla y que costaría pero no tanto...

La vía es buena, predomina la buena roca pero no siempre lo que ocurre es que para este tipo de vías el sistema de graduación de la escalada que empleamos no es suficiente.

Oscar se ha currado una buena reseña y con esa reseña la incertidumbre baja y las sensaciones pueden ser menos fuertes a las que nosotros vivimos, pero por muy buena que sea la reseña, Barrabas seguirá siendo una intensa aventura.

La referencia de un pino en  R2 no genera dudas de recorrido al inicio. A partir de ahí hay que navegar y tirar de instinto, alguna R de clavos te la encuentras ,otras las montamos cuando nos pareció oportuno, aunque en algún momento encontramos algún clavo de progresión (si no recuerdo mal incluyendo un fisurero abandonado 6 en toda la vía) la sensación que tienes es la de estar abriendo vía ya que los caminos a seguir no son siempre evidentes y tampoco se identifican plataformas donde montar reunión así que vas tirando y decidiendo.

Todo esto hace que la progresión sea lenta y como buenos caracoles empezamos a escalar a las 9 y a las 9 salíamos por arriba, doce horas después.

Por en medio tuvimos un percance que  quedó en susto gordo y unos cuantos dolores. Saliendo de R6 un bloque quiso venirse conmigo y conforme se despegaba de la pared lo solté y tuve una caída de factor 2 contra la reunión. Oscar se llevo un buen empentón pero me frenó, yo quedé unos tres metros por debajo de la R colgando y afortunadamente el bloque se quedó en equilibrio pero no cayó sobre la reunión.

Continuamos escalando yo con mi rodilla dolorida y Oscar con dolor en la cadera y cierto mareo y  sangrando un poco por la nariz. La retirada no la contemplamos porque tampoco era una opción fácil.

Volví a salir de R6 esta vez por la izquierda y haciendo un paso de A1 para no tocar el bloque en equilibrio y luego cuando pasó Oscar de segundo lo tiró abajo.

La vía es recomendable si buscas aventura y tienes experiencia pero insisto en que aunque hemos intentado reflejar los grados con realismo y objetividad, el sistema de graduar que empleamos no es suficiente para informar de las dificultad de esta vía.

No quiero meter miedo pero sí avisar que es una vía compleja. Por dar referencias son mucho más sencillas vías como Mandragora, Los Cuervos, Diedro de los Vascos o Despiau al Tozal y también clásicas con más grado como Rabada al Gallinero, Franco Española o incluso Heroína o Geminis.

Llevo una época que aunque alterno deportiva y pared, claramente estoy haciendo más deportiva y tengo algo más de grado que antes y en vías como esta el grado es necesario pero en absoluto suficiente y me doy cuenta de lo tremendamente distintas que son estas dos modalidades de escalada.

La bajada fue una carrera de cojos y llegamos a la pradera de Ordesa a la una de la madrugada, un día intenso, de los que no se olvidan.

Como primera del año en Ordesa suficiente!
Reseña cortesía de Oscar

L1 la R0 en la base del pino que se ve en la foto en el lado izquierdo

Inicio L3







Mi R5, Oscar la dibuja unos metros mas abajo en la reseña, donde estoy hay un clavo, monta donde puedas!



Una tecla de piano de la que hay que tirar


Travesia de tercero...


Fin de vía





Corcega. Semana Santa 2019.





Si me descuido un poco más, lo cuento ya en verano!!!
Por fin le tocó el turno a esta bonita isla. Todo lo escuchado anteriormente no hacía más que avivar mis ganas por conocerla y, la verdad que una vez allí te atrapa.

Rápidamente, te das cuenta de que la isla; evita el turismo de masas y apuesta por un turismo sostenible y respetuoso con el entorno. No te encuentras grandes hoteles, ni ostentosos complejos turísticos. En cambio, si te encuentras con mogollón de campings y, una amplia variedad de actividades multiaventura que, están a disposición de los más intrépidos.

Describir la isla no es fácil, además no la visitamos entera, pero si tengo que insistir en algo, es en su belleza y en la diversidad de sus paisajes. Sinceramente, flipé con su contraste y riqueza natural.
Si te apetece darte un salto en furgo, te toca viajar hasta la costa azul, desde España no salen barcos. Nosotros fuimos hasta Toulón, allí cogimos un Ferry bien chulo que nos llevó hasta nuestro ansiado destino en menos de 9 horas de travesía.

El billete con Corsica ferris para 2 personas + una furgo + seguro de cancelación + butacas ida y vuelta = 330€. Si no contratas el seguro y las butacas te sale algo más barato, pero te tocará estar tirado por el barco en busca de paz y sosiego y, lo más importante, no admite modificaciones de fechas…
Una vez allí, toca ver como podíamos gestionar lo de dormir en la furgo, vagabundeando por la isla y, sin problema! Siendo respetuosos y discretos no deberíais tener ningún sobresalto, al menos, fuera de temporada. El trato con los lugareños con los que interactuamos fue muy amable y hospitalario. De hecho, la policía, en un par de ocasiones, nos dio las buenas noches muy cortésmente.


Escalamos 7 días de 8. Nos llovió 3, pero solo nos impidió escalar 1 y, menos mal!!! Nos vino bien estirar, ya veíamos que no descansamos ni uno.
Estuvimos en Bavela y Restonica principalmente, que son las zonas más interesantes si quieres escalar vías largas. No me voy a enrollar mucho en contar las escaladas, con la guía de "Grandes voies de Corse" creo que no hay fallo. Todo lo que escalamos fue qualité.

U Haddad y Omerta en Punta dí u Peru.
Divertidas, equipadas y a la sombra. Ambas rapelables.





Nirvana en Punta Lunarda.

Magnífica vía de fisuras de todos los tamaños, recomendable ir rodado en este tipo de escalada y llevar una buena colección de frienes grandes. Lo que marca el croquis de material lo vimos muy justo. Rapelable.










Ombre et lumiere en Russulinu.

Muy variada. Placas, desplomes con canto y diedros fisurados. Un loveclimbing en toda regla que, para muchos podría considerarse un crimen por tener esos diedros y fisuras con chapas.






Esmeralda en Punta u Finellu.

Excelente escalada con unos largos magníficos por tafonis. Creo que puede ser una de las imprescindibles de la zona.










Amandulina en Monte Leonardo.

Una golosina que nos dejó un buen sabor de boca. Rápida y de cómoda y corta aproximación que, nos sirvió para un día dudoso con la meteo.






Quene dalle en el Contrefort Sud Cima San Gavino.

Al igual que Amandulina, nos sirvió para librar la mañana. Aunque esta vez sí que nos mojamos en los rapeles. La vía no está mal pero te sabe a poco. Bastante más fácil de lo que marca el croquis.






Peché Véniel en Rocher des Gozzi.

Muy próxima a la ciudad de Ajaccio, el lugar no tiene ese sabor alpino que tienen otras zonas, sin embargo, la escalada no desmerece. La vía que elegimos es buena y tiene ambiente. Aproximamos desde Afá y no es fácil dar con el camino hacia las paredes, de hecho, nos costó más encontrarlo, que llegar. Además, no hay un parking definido, el acceso al sendero lo tenían cortado. Nos dio la sensación de que no les hace mucha gracia que vayan excursionistas, ni escaladores por allí. ¿Quizás aproximar por Appiettu?

Pues nada más que contar. Espero que si tenéis intención de visitar la isla la info os sirva, como a nosotros nos sirvió la que ya hay por este y otros blogs.

Me quedo:


Con sus escarabajos peloteros.


Con sus tortugas.


Con sus tafonis.


Y con las risas!!








                           à bientôt!

Saludos y buenas escaladas!!