Pitufeando por Collegats

Collegats- vía Pitufos
Chavi y Lorenzo


La llamada del  Chavi con proposiciones “deshonestas” es el sinónimo de una nueva aventura vertical y la oportunidad de conocer nuevas y poco concurridas escaladas. En esta ocasión me propone  escalar una vía corta y no muy difícil en Collegats; “si nos da tiempo, escalaremos otra vía después”, se trata de la vía Pitufos, que debe de salir en la innumerables listas de escaladas pendientes que tiene Chavi. Sólo había visitado en una ocasión este congosto para escalar la archiclásica Tánger y por supuesto que rápidamente acepto la propuesta.
Consulto en Internet a ver qué pone de esta vía y apenas encuentro nada, alguna vieja referencia y un inquietante relato de una ascensión en el blog “Pedrá en la Cabeza”. Pitufos, según pone en la información, fue la primera vía larga que se abrió en esta pared, obra de Pep Godoy y Manuel Solís, en 1979. Sigue una profunda chimenea a la izquierda de Sang de Crack. 210 metros, MD, (L1 III+, L2 V+, L3 V, L4 V-, L5 IV, L6 V-, L7 Ae/6a,L8 IV y L9 III).  Sobre el papel, “pan comido”.
La primera dificultad que encontramos fue identificar la vía en la Pared del Pessó, en una especie de proa con varias chimeneas mucho más visibles que la de los Pitufos. La segunda dificultad fue escalar el segundo largo (el primero es un fácil zócalo de III+), una placa equipada con un solo clavo muy poco visible, difícil de asegurar y que al Chavi le llevó casi una hora de vacilaciones y dudas (y algún que otro jadeo) y que nos puso al corriente de la vejez de la graduación.  Chavi fue capaz de colocar algunos Aliens pero le llevó su tiempo encontrar el mejor camino.
En el segundo largo, el camino ya está perfectamente definido, no hay pérdida, se trata de escalar una profunda chimenea muy poco equipada (dos buriles, un puente de roca y un árbol). Hay dos opciones, una por dentro, para miedosos dispuestos a arrastrarse y dejarse la espalda, pero es que en esas estrecheces uno se asiente mejor aunque lleve unos cuantos metros con la cuerda bailando bajo el culo. Es la que elegí yo. La otra opción, más elegante y seguramente más cómoda, es ir más afuera. Esa opción es la que practicábamos cuando éramos jóvenes, valientes y mucho más habituados a escalar chimeneas.
El tercer largo sigue por la chimenea y, aunque tiene un par de clavos y las mismas opciones de elegir itinerario, Chavi elige la vía interior que le exige esfuerzos inútiles, jadeos y estrecheces.
Llegamos a una reunión que identificamos como la del viejo croquis que indica que hay que salir de la chimenea por la izquierda hasta una reunión en un árbol. Salgo en busca de la repisa por terreno aéreo pero fácil (IV) y llego a un espit, la repisa del árbol la tengo debajo (¿) y encima veo otro espit. No nos cuadra nada pero continúo escalando hacia arriba hasya llegar a la base de una chimenea estrecha de aspecto repelente. En la base de la chimenea hay otro espit. Aunque se ve medio casquillo, hay una buena fisura para friends, y como la cuerda me tira algo, decido improvisar allí una reunión y hacer venir al Chavi,
Está claro que nos hemos salido de la vía por que tendríamos que volver a la chimenea de la que nos hemos salido y por aquí no vemos el camino. No obstante, Chavi, después de tantear las opciones, escala la chimenea repelente que tenemos encima y que resulta ser de mejor roca de lo que aparentaba y además puede colocar unos buenos seguros. Parece una salida muy evidente y así llegamos a la última trepada que nos lleva al final de la pared y damos por escalada la vía Pitufos aunque sea por esta variante.
Nos queda la excursión hasta la ferrata de bajada y unas buenas cervezas con Remy, Xosé y Carasol en  Pont de Suert que casualmente también estaban por allí.

Y de recuerdo, la espalda magullada y las camisetas rotas!!!
Lorenzo
La via comienza por las rocas más bajas en dirección a la diagonal bajo los techos. La chimenea de los Pitufos no se ve, sólo se intuye.

Tercer largo, aquí ya se ve y se siente la chimenea.

Cuarto largo

La chimenea de aspecto repelente que nos llevó a la salida.