Directa a la Visera (Riglos) - 7b (6b/A0), 225 metros

La Directa a la Visera durane su apertura - enero 1978

Ramón llegando a la segunda R
En enero de 1978, tras varios días colgados en la pared soportando las más duras condiciones invernales, Antonio Gómez Bohórquez "Sevi" y Mariano Lozano lograban terminar la Directa a la Visera.

La vía se convierte en ese momento en una referencia de la escalada de dificultad y el artificial más laborioso al lograr terminar con el último problema de la escalada riglera, como era la escalada directa hasta el borde del desplome de la Visera. Tras la sucesión de pasos artificiales que dieron en el tramo final afirmaron que "es posible que las dificultades sean inferiores a las que encontramos nosotros, pues en estos pasos había algo de nieve, fluía el agua y era de noche". Este último largo actualmente es conocidísimo debido a que comparte itinerario con la Zulú y la Supercrack. Algo de historia aquí: http://www.barrabes.com/cuadernos/e_cuadernos/CT_42/flash.html#/10/

Ramón iniciando el penúltimo largo
La vía, poco repetida sobre todo a partir de la apertura de vías vecinas de carácter deportivo como la Fiesta o la Zulú, comienza a ser recorrida asiduamente a partir de su equipamiento en 2008 con parabolts. Al no respetarse la petición que Sevi hizo tras la apertura de no añadir más equipamiento a la vía, se generó un debate entre el equipamiento y la posibilidad de desequipemiento http://www.barrabes.com/revista/noticias/2-6869/antonio-gomez-bohorquez-mariano-lozano.html que a día de hoy, la verdad, no sé en qué ha quedado.

Este domingo, Ramón y yo escalamos la vía. Más bien la escaló Ramón y yo me dediqué a arrastrar mi lamentable estado de forma por la vía, que no es poco.

L1: Largo común con la Mosquitos. V+, 40 metros (La vía original comenzaba más a la izquierda, tramo hoy no recorrido).
L2: Sigue el recorrido de la Mosquitos, pero una vez ésta se desplaza en travesía a por las repisas de la derecha, la Directa continúa recto por las fisuras. 6b+, 40 metros
L3: Primeros metros muy díficiles y después a aguantar de brazos. 7a, 35 metros
L4: Continuidad pura. Presa generosa en general, aunque aparece algún paso más fino. Posibilidad de acerar en los buriles en esos tramos. 6c+, 40 metros
L5: Más de lo mismo, pero con el desplome cada vez más marcado. 6c+, 30 metros.
L6: De aquí a la cima, desplome progresivamente más inmisericorde. Posibilidad de reunión intermedia en la buitrera, aunque más recomendable seguir hasta arriba. 7b (6b/A0), 40 metros

Descenso por cualquiera de estas variantes: http://a0avista.blogspot.com.es/2008/08/la-visera-riglos-iv-maneras-de-bajarla.html