Riglos: Vía del Silencio


Siempre he pensado que la escalada de autoprotección en Riglos es para especialistas. No se diseñaron los friends pensando en el conglomerado. Y no debo ser el único, porque raro es ver a alguien en vías no equipadas. Pero hay rutas que siempre las he tenido en agenda y ésta es una de ellas. Una vía que en todas las guías aparece como muy buena, pero que poca gente le entra.
Con la noticia de su reequipamiento ya no quedaban excusas. Fue abierta en 1981 por A. García Picazo, A. Oliver y A. Lucas. En el 2011 ha sido reequipada por Oscar Palacios, Álvaro, Rober, Pepín y Miguel. El criterio del reequipamiento ha sido cambiar los buriles por paraboles (expansión por expansión) y equipar las reuniones (rapelables); el resto son clavos y puentes de roca, por lo que queda una vía semiequipada. Creo que han intentado mantener en lo posible el carácter de la vía, evitando lo que llaman retroequipamiento. Así, hay tramos bien equipados porque antes había buriles y otros en los que te tienes que buscar la vida e incluso los tramos expuestos los han dejado como estaban.
Son nueve largos, aunque el 2º y el 3º se empalman bien, con muchos tramos de fisura. El equipamiento existente varía desde un solo clavo en el primer largo hasta casi todo equipado en el sexto. En general hay que cacharrear en casi todos los largos. Nosotros llevamos fisureros (solo usamos uno), micros y camalots hasta el nº 3. Lo que más se usan son los micros y friends hasta el 0,75 pero el 3 nos vino bien en varios puntos. Los puentes de roca están lazados, pero conviene llevar algún cordino por si encontramos más. Los clavos existentes no dan mucho punto. La roca es en general buena, aunque en las primeras fisuras hay que usar la delicadeza.
La reseña indica un grado obligado de V+/A0. Con ese grado lo vas a pasar mal, a no ser que seas un escalador con oficio y recursos. El largo más difícil, el 4º, no es nada obligado y sin embargo uno de los teóricamente más fáciles, el 7º, tiene unos tramos expo en los que no hay opción de caerse, si quieres dormir esa noche en tu cama o saco. En general, el grado nos pareció durillo, como suele pasar con las vías de los ochenta.

En el primer largo. Un clavo. Más vale que cogimos el camalot gordo (3).


Txuri disfruta con la vista de uno de los pocos y relucientes paraboles del tercer largo.


El cuarto largo, precioso diedro antes de llegar al desplome de 6b+, donde los buriles que han dejado facilitan el paso si no te da para hacerlo en libre.


Sexto largo, la fisura se ha acabado y empiezan los muros y panzas. Casi completamente equipado.


Último largo, murete para empezar donde te das cuenta que tienes los brazos para jugar al mus y poco más.


La reseña, creo que puesta en internet por Oscar Palacios.

En resumen, vía buena, recomendada para escaladores todo terreno, que no creemos que se pula con el uso. Ambiente muy especial.

Disfrutamos de la vía: Txuri y Mikel


6 comentarios:

Jorge dijo...

Que buena pinta tiene Mikel, ojala me hubiera unido con vosotros que seguro que aun me quedaban algunas fuerzas despues del rally. Pero esta via pronto caera que le tengo muchas ganas.
A ver si quedamos algun dia para escalar que solo nos vemos en los parkins.

mikel dijo...

Aupa Jorge, pues solo es cuestión de quedar un finde para esta primavera, aunque seguro que las vías que yo quiero hacer, tú ya las tienes hechas. Noe vemos, seguro.

Toñin Anzos dijo...

El padre o el hijo, no se cual de los dos os vais a poner más fuerte, este verano vas a estar intratable.
Enhorabuena Mikel, que no decaiga.
Abrazos, Antonio

Chavi dijo...

Fenomenal información.
Le tengo ganas de hace tiempo y ahora más.
Saludos, Chavi

piratas del mascún dijo...

Hola caracoles!! soy Oscar (Pirata) responsable de la restauración. El grado de la vía es muy subjetivo, pero puede ser que el grado obligado se acerque más al 6a que al v+.En cuanto a que si los friends quedan o no bien en Riglos yo creo que sólo es cuestión de mirar un poco más a la hora de colocarlos y si son Totem entonces ya mucho mejor. En el croquis viene que tenemos que llevar un friends del 4, despues de repetirla yo y otras personas se llegó a la conclusión de que no era necesario llevarlo. De todos modos cada cual ya sabe lo que tiene que llevar. De momento a la gente le gusta como ha quedado; yo creo que es importante al final el buen recuerdo que te deja sobre todo tomandote la cerveza en el bar con el compañero, habiendo escalado una vía ochentera en Riglos de esas que no tienes que seguir el rastro de las chapas y el magnesio.
Un saludo.

Anónimo dijo...

Gracias a Oscar y su equipo por el trabajo y la currada que se han pegado. Ahora tenemos dos modelos de "reequipamiento" bien cercanos y diferentes, la Sanz y el Silencio. Aquí no habrá colas.