DIRECTA AL MALLO DE LA MORA -PEÑA RUEBA-

El sábado 21 tocó Peña Rueba. Hicimos la directa al Mallo de la Mora. En la primera cordada íbamos Mikel y yo, y en la segunda, Dani y Pavel. Otra vez conglomerado, como en Riglos. Ya comenté con mis compañeros, que está claro que acostumbrada a roca caliza, o vengo mucho a esta zona para “hacerme” a la roca, o dejo de venir definitivamente. Para cuando me acostumbro a los bolos, los desplomes, la sensación de que me voy a quedar con algún agarre en la mano….voy por el tercer largo.

Así me pasó en esta vía, a la que iba con intención de probarla toda en libre, decisión tomada con el apoyo incondicional de mis compañeros (vamos, que me convencieron para que lo intentara….). Tuve que ceder ante ella nada menos que en el principio, y después de tres intentos fallidos, sensación en mis brazos de que no iba a poder hacer nada más si seguía en mis trece, y algo de rabia por fallarme a mí misma tan pronto, no me quedó más remedio que “acerar”. Menos mal que solo fue ese primer paso y el largo pude terminarlo sin problemas. Después llegaba un paseo por la roca, muy fácil, y eso si, solo con 3 ó 4 seguros. Entramos en el tercer largo, que me encantó. Se ve que para esos momentos ya estoy más familiarizada con la roca, y me siento más segura. Largo más plaquero, y para mí más fácil. En los dos siguientes, los pasos de desplome, después de intentarlo, el del cuarto largo casi lo consigo, pero acabé acerando para poder salir. El del quinto, aunque no me daba sensación de tanto desplome cuando lo miraba desde abajo mientras sujetaba a mi compañero, cuando llegué y me quedé “colgada” en una posición muy poco cómoda echada hacia atrás, vi que no tenía otra posibilidad que agarrarme. Menos mal que está perfectamente preparado para acerarlo…

La bajada la hicimos por la canal de la derecha del mallo, equipada con algunas cadenas y cuerdas en sus tramos más expuestos, hasta que se une a la ferrata.

Los grados, 6a, IV, V+, 6a+/6b, 6b y 6a (grado obligado: V+). Buena roca y equipamiento excelente, con algún aleje en zonas fáciles. Agradecimiento al equipador, Inazio, y a ver si se anima a hacernos más regalos como éste.
Una vía muy recomendable, para disfrutarla con tranquilidad asegurada, y como hemos comentado algunas veces, Riglos eclipsa esta zona, pero hay aquí algo que hace que yo al menos, no tenga tanta tensión como en otros lugares….La tranquilidad de mis compañeros, también ayuda. Volveremos, que nos queda mucho trabajo para seguir conociendo el resto de vías, y tengo que practicar para acostumbrarme a la roca.



La caracola navarra, Txus

7 comentarios:

carlos dijo...

una duda. ¿Rueba o Ruaba?

Inazio dijo...

En el desmesurado interés de recuperar la toponimia original, publicaciones de sobra conocidas, han renombrado con mas o menos acierto toda geografia aragonesa, nada diferente por cierto a lo que ha ocurrido en el resto de España. Hasta alli podemos estar mas o menos de acuerdo.
En el tema que nos ocupa los “propietarios” del terreno son el Ayuntamiento de Murillo de Gallego –Zaragoza- y desde siempre, pastores, agricultores, cazadores, etc. a su monte le han llamado Peña Rueba. Por los motivos antes mencionados aparece y se ha generalizado en mapas y libros Peña Ruaba que es como la llaman en Agüero –Huesca- no siendo justo a mi entender esta última denominación.
Espero que con esto el tema se aclare para siempre, jamás Amen

lorenzo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
lorenzo dijo...

Hola, que soy el que acaba de suprimir. Solo se trataba de corregir.
Había dicho a Carlos que siempre hemos dicho Peña Ruaba y que suponía que era así, aunque ahora, con los cambios toponímicos (algún día hablaremos de los tresmiles)ya no sabe uno muy bien dónde ha estado. Yo emplearé Peña Ruaba, que Rueba no me suena muy bien.
A la caracola navarra le había dicho que "Qué pretendes apretando tanto nada más llegar, dejar en evidencia a los viejos del lugar que tenemos que acerar?"
Bueno, enhorabuena por el espíritu y a ver si coincidimos, o hacemos coincidir, en alguna escalada.
Lorenzo

Txus dijo...

Hola Lorenzo: yo...pretender pretender..., bastante tengo con pretender subir, y no obligar a bajar a mi compañero..., pero probar, sobre todo si es al principio, y tengo fuerza, pruebo. Luego, casi siempre tengo que retroceder, y agarrarme a lo que puedo.
A ver si es verdad que hacemos coincidir algún día de escalada y puedo aprender trucos para acerar de los que tu dices "viejos del lugar". Nos vemos en la roca, un abrazo

Chavi Caracol dijo...

Acerar es algo intrínseco a la naturaleza humana ladiferencia es con que gusto, naturalidad y placer lo haces. Al margen de algún caracol supermachine por esta página circulamos grandes aceradores cuando la cosa s epone farruca. Como dice Lorenzo los largos de 7a ó 6c no son normalmente los que preocupan al afrontar uan vía más bien son los de 6a y alrededores donde suele complicarse la acerada cuando es necesaria.
Bueno en definitiva bienvenida al club del acero sin complejos.

Txus dijo...

Gracias Chavi, trabajaré duro para estar a la altura del resto de miembros del club del acero sin complejos...