ROCKABILLY AL TOZAL DE LEVANTE


Piado por Pablo, publicado por Chavi

Toño, Chavi y Pablo

Salimos a las 6 de la mañana de Zaragoza y para primera vía había que elegir un objetivo  relativamente corto para que no nos pillara el “negro”.

A Las 10 llegamos  al parking bajo el imponente león dormido (Ponoig). Tras pasar por la base de este y de la torre de Enmedio llegamos a la impresionante mole del Tozal de Levante y comenzamos la escalada alrededor de las 11.



Para mi Tozal de Levante era sinónimo artificial dada la enorme cantidad de desplomes que hay por cualquier rincón de esta pared.

La via Rockabilly es la última vía abierta en la pared (2012), comienza en la parte derecha y asciende evitando de forma elegante los desplomes,  permitiendo una escalada en libre en la mayor parte de su recorrido.

Aunque hay que llevar algo de material (friends hasta el 1 decía la reseña) la vía está bastante equipada con clavos caseros, puentes de roca y algún parabolt. Nosotros metimos alguna pieza pero no mucho. Reuniones equipadas con parabolts y bastante cómodas salvo la última.

L1 (6b+) la vía comienza a los pies de un diedro diagonal hacia izquierda.  Desde el suelo se ve un clavo, varios puentes de roca y un parabolt. El tramo más duro está a la salida del diedro y superar la placa siguiente. El tramo que sigue es una placa de las de orientarse y estar un poco al loro con la roca. 50 metros



Chavi en el paso del primer largo

L2 (6a +) Salida muy atlética por un muro con un puente de roca gigante y de prestar algo de atención a la roca. 40 metros




Chavi en el L2

L3 (6b+) Largo buenísimo con una roca excelente. Sale con unos pasos finos donde se concentra la dificultad del largo, prosigue por un terreno mas fácil para entrar a la reu superando un gran desplome de enormes cantos que parece muchísimo más difícil de lo que resulta ser (6a +). 45 metros y reunión bajo un importante desplome-techo.






Toño y Chavi en el tramo desplomado de entrada a la R3

L4 (6b) Largo espectacular que atraviesa hacia la izquierda una gran barrera de desplomes y que permite escalarlo en libre gracias a los enormes cantos. El paso más difícil se encuentra cuando termina la travesía y hay que superar el desplome. 20 metros.


L5 (7a+/6a+ A1+). Largo que supera un gran muro desplomado y que podría forzarse en libre, cosa que no hicimos ninguno de nosotros. Salida en artificial, luego se va combinando la escalada libre con algún paso de A0 y al final del muro esta posiblemente el paso más difícil del largo y de la vía. 40 metros.


Toño haciendo espectáculo al comienzo del L5

L6 (6c+). Largo muy bueno que supera un desplome de muchos cazos para salir a una placa más fácil de roca excelente. 40 metros. Reunión común con la vía Danza Invisible.



Toño en la sección desplomada del L6



Chavi en la parte final del L6, la niebla hizo acto de presencia

L7 (V) Largo común a la vía Danza Invisible de placa vertical más fácil y con buena roca. 30 metros. Reunión en un árbol





Toño en el L7

Una vez terminada la vía hay que continuar trepando hasta encontrar la bajada (sendero poco evidente) que nos conduce a la canal que hay entre la torre de en medio y el tozal de Levante. Se continua la canal y al final de esta se encuentran los rápeles a la derecha. Con doble cuerda de 60 mts se baja en dos rápeles. El segundo de ellos bastante volado.



2º rapel volado

La vía nos costó unas 4 horas aproximadamente.

La bajada la hicimos cruzando por la base del tozal de levante para buscar un sendero muy cómodo que desciende del collado de Llamp y que trascurre entre pinares ofreciendo bonitas vistas de las paredes. En poco rato te plantas de nuevo en el parking.

En resumen una escalada muy recomendable y rápida y que te deja con los antebrazos bastante calientes.

Utilizamos el croquis de matxinklimb.com que detalla claramente la vía así como los seguros que nos encontraremos en cada largo.