TUTÚ-PERS en el Turbón

Diego y Chavi

Conocer sitios nuevos siempre tiene un atractivo especial. Me habían dicho que me gustaría pero mis expectativas no eran muy altas influenciado por el aspecto exterior que tiene el macizo del Turbón, un aspecto más bien monegrino y semidesértico.

La realidad es bien distinta, lugar tranquilo, verde, a mitad de camino entre montaña y sierras prepirenaicas, diría que la sensación es de estar en las faldas de una montaña, en realidad lo que es.

En la aproximación nos liamos un poquito pero nos sirvió para conocer mejor las paredes, aquí hay mucho tajo.

Fuimos a Tutú-Pers vía corta de tan sólo cuatro largos, equipada para rapelar, aspirante a clásica, pero con un punto de exigencia que no la hará popular.

Hace unos años Luichy, Marmo y Oriol Baró la reequiparon y dejaron el picante L3 adecentado y protegido además de dejar la vía rapelable.

Con sólo cuatro largos, aunque se hace algo corto, te quedas con la sensación de haber escalado.

Hay excelente reseña e info en el blog de Luichy. Llevamos el material indicado por la reseña, sin clavos y por error repitiendo el camalot del 3 y curiosamente no vino mal llevarlo repetido.

Le dan obligado 6a y así es, pero mentalizate que el grado obligado no es sólo un paso y que en ocasiones hay cierto aire debajo de los pies, aunque no el suficiente para hablar de  vía expo.

Vía recomendable para conocer el lugar, posiblemente de las fáciles pero no la más fácil.

Un bonito rincón que vale la pena conocer.

Foto desde R1, sabina recia.

Foto desde R3, de nuevo sabina recia

Diego en R4, a punto de empezar los rapeles, en tres al suelo.