Mare Tenebrosum, Caracole Temblorosum

El Capitán Encigaladas y
el grumete Cheba


Todo crucero, como toda tragicomedia, como todo buen menú y como casi todo en esta vida tiene tres partes. A saber: preliminares, Barry White y cigarrito de después.
Este viaje vertical no iba a ser una iba a ser una excepción, así que nos despedimos del suelo y pusimos rumbo al Mare Tenebrosum en 3 largos equipados con chapas. Todo eran risas y parabienes y saludábamos alborozados desde la cubierta de nuestra goleta caracolera. Pero ah amigos, todo lo bueno se acaba y al comienzo del cuarto largo los vientos arrecian a estribor y atravesamos por mar incierta hacia el corazón del Mare Tenebrosum. Hemos abandonado la visión de la lejana costa de paraboles y la roca se empieza a encrespar, primero con pasos de mar incierta que no apetece navegar en libre, así que nos abandonamos al buril automático. Aún con todo, pruebo en libre y la mar encrespada me devuelve a mi sitio. Por suerte, el clavo ha aguantado la embestida de la ola.

Así que arriamos velas, porque estamos en medio de la tormenta de techos. Primero, el capitán Pescanova se encarama al palo mayor y con sus arte y su experiencia ganada surcando los mil mares pétreos, hace uso de todos los aparejos disponibles y consigue arribar la cordada a sotavento del Sostre del Cor. El capitán Pescanova me cede el timón. -Sólo nos falta surcar el gran techo sin encallar en los arrecifes del Ae y llegaremos a buen puerto, pensamos inconscientes. "Graso error", ya que la singladura a través de la gran barrera de buriles fue más fácil de lo previsto... hasta que se acabaron los buriles.

Gran Placa Alucinante, decían las cartas marítimas que llevábamos. Efectivamente yo estaba alucinando. ¿Qué hacía un grumete como yo colgando del último buril frente a un mar de cantos fisurados encrespado y hostil? Allí tendría que estar el Capitán Pescanova haciendo uso de sus uñas y jarcias. Tras mucho meditar y encomendándome a todos los santos patrones marineros, giro el timón a estribor y voy colocando totems sabiendo que no me iban a aguantar una marejadilla. Voy enfilando la proa hacia los cantos, viendo como Caronte hace regatas con mis nervios hasta que consigo desplegar un par de aliens que cogen algo de viento y me llevan templado hasta los dos buriles de la reunión. ¿Ya tenemos la singladura en nuestra mano?
Pues no.

 Agotado, le cedo el timón al Capitán Pescanova. Aunque la cordada esté desarbolada, el Capitán despliega la mayor en el penúltimo largo. Lucha contra la marejada del seisa. Utiliza sus artes de gancheo, arponeando la mar caliza que cede por momentos y empitona las olas tras el envite, encontrando en su navegar otro pitón que confirmaba la ruta a puerto. El sol va cayendo cuando protejo el último paso antes de arribar a puerto. El Mare Tenebrosum ha sido cruzado. ¡Joder con el Almirante Picazo! ¡La madre que lo parió! grita la tripulación. Con la nave caracolera maltrecha pero henchida de orgullo llegamos por fin al bar del puerto a fumarnos el cigarrito de después. Hoy hemos tatuado Tenebrosum en nuestra pata de palo, camaradas!!!




Carta marítima de las dos que se pueden encontrar navegando en el mar de gigas

Barco corsario surcando una mar desconocida

El Comandante Frudesa tostándose en la travesía del cuarto largo

¡Arriba la Mayor! ¡Desplegad el trinquete! Virad hacia el A1

Grumete, grumete, pardiez, vaya apretada en este larguete

¡Tripulación, a mí la tramposa! ¡Elevad la proa!

Restos de naufragios en el Tenebrosum. Sin duda, ayudaron mucho

Aquí Fifí, aquí unos amigos
El "sostre del cor" a punto de ser surcado por la nave caracolera



El Capitán Pescanova maldiciendo al grumete que le tenía sumido en tan penosa posición.

El arrecife de buriles. Tras él, la nada, la encrespada y tenebrosa placa caliza

Tenías que haber clavado en la placa ¡atontao! Esto es lo que me dijo este personajillo cuando vio que no entraba ninguna mala arte. Creo que llevaba razón :-)





14 comentarios:

luichy dijo...

Muy bueno y muy guapa la foto del fifi.

Anónimo dijo...

Genial ! La millor piulada de l'any !
pereB

Chavi dijo...

Aquí el Capitán Pescanova,

Se me han descongelado los calamares a la romana leyendo sus aventuras.

El mismísimo Barbanegra lo querría en su tripulación.

Pero abandone usted el fifí mas propio de la marinería mercantil y encomiendese al garfio pirata que es más propio del arte de la piratería

Oscar dijo...

Que Tios!!! Menudos Pajaros surcando los mares.
Enhorabuena!!

Antonio Anzas dijo...

Chavi, te ha costado pero la has conseguido, al final nos vas a salir todo un "bigwalero". Eso si veo que cada día te superas en las fotos, que majo ha quedado el Cheba ahí colgadico.

Enhorabuena Al Capi y al Timonel.

albertganxets dijo...

joer no paráis
sea navegando, degustando, cocinando, escalando, o corriendo, siempre ocupados.

apa nos vemos
estuvimos cerca... nargó

PASTES dijo...

Sencillamente genial. La via buenissssima, la reseña es cuendo la repetimos con el Blanco.
Salut i a tibar-li.

Romaric dijo...

Genial! :D

Nosotros hemos hecho esta vía hace 3 semanas... Igual, hemos salido de noche, y todo... Pero muy felices al final!

Espero que con toda esta "afluencia" la roca no se gastara!

Salut del marinero Romaric!

Xosé dijo...

Me parto! y me descubro ante tamaña gesta y su cantar!

lorenzo dijo...

Sencillamente GE-NI-AL

Anónimo dijo...

Muy honrado d q mi olvidado estribo sirviera a tan valiente tripulacion.

Otro grumetillo.

Anónimo dijo...

Por mis pistolas!!!

Cuanto marinero, cuanto rufián, cuanto grumetillo asoma en este caladero.

Restos de naufragio vimos, lo dejamos por respeto, allí queda en la barrera de buriles encallado ese noble estribo de peldaños.

Pensamos, seguro perteneció a un gran pirata y POR MIS PISTOLAS!!!!

Que no eres grumetillo si no un gran corsario que ha navegado por mares tenebrosus.

El Capitán Pescanova

Nicolás dijo...

Joer q bueno CHAVI, da gusto seguiría, enhorabuena!!!

Nicolás

Nicolás dijo...

Joer q bueno CHAVI, da gusto seguiría, enhorabuena!!!

Nicolás