Free Blast- El Capitan


Free Blast  - 340 m, 5.11 b
Junio 2013
Juan Luis, Ramón, Toño y Alberto

(Copyright Juan Luís)

Llegando al Valle de Yosemite, un lugar para volver y volver....
Suena la alarma antiaérea, son las 05:00 AM (menudo tono de despertador que usa este exótico).
Remoloneamos los 3, el meteorito está haciéndose el camastro (¡ este tío no para !).
Estamos en  Yosemite , la meca de los big-walleros . Después de recibir un curso rápido a cargo de Toño  para aprender a  vendarnos las manos  y hacer unos largos intentando -y digo intentando- escalar en fisura conseguimos IV+ peleándolo mucho (Chavi, el master nos echa a todos del blog ) hemos decidido probar el capitán por una ruta “sencilla” que “sólo” hace un tercio de esa inmensa mole de granito, la Free Blast (1)
Haciendo honor a nuestro nombre queremos comenzar bien pronto y tener todas las horas de luz para no tener que tirar de frontal a la bajada.
Allí estamos , esta vez vamos los jóvenes delante ,astutos, sagaces, ¿valientes?, inconscientes mejor .Ya hemos metido tres piezas para subir con el estribo un metro y medio ,¡ somos unos hachas !. Oímos unas voces cercanas y los veteranos se acercan a curiosear, sospechando que tienen un rato de espera  antes de empezar y quieren ver qué vía están haciendo nuestros vecinos.
-         ¡Eh , astutos, sagaces ! que la Free Blast está aquí , gritan nuestros compañeros
¡Uf , menos mal , espero que la verdadera sea más sencilla que esta endemoniada fisura de dedos!
Los vecinos nos han corregido esta pequeña confusión, ¿habríamos terminado la vía sin enterarnos de que era otra?, mejor no contestar, no sería la primera vez (¿recuerdas Alberto?).
Nos han ganado la delantera, no pasa nada, estamos tranquilos  seguros de que no frenarán nuestro ritmo.



Juan Luis, escalando y liberando el primer largo.

Vemos con ojos como platos que nuestros predecesores hacen los primeros 15 metros sin meter un seguro  y subiendo un poquitín más rápido que nosotros.
¡Lo que se aprende mirando con atención!  Subimos detrás protegiendo a distancias parecidas, y con inesperada elegancia, ¡qué satisfacción poder escalar!
El primer largo son dos fisuras paralelas preciosas, que nos permiten gozar de este increíble granito, el segundo, una fisura de manos lo resuelve Ramonio poniendo todo el corazón al tiempo que comienzan el exótico y Toño.
El primer largo, 5.10c de dedos (6b+ o asi..) pero que se protege excelentemente.

La segunda cordada acabando el primer largo
El tercero tiene un paso de arranque fino, que resolvemos a lo Chavi,  disfrutando de lo lindo las salida de un techito y el resto del largo, el ritmo es bueno, seguimos viendo la cordada anterior.
Ramonio disfruta con el cuarto y nos vamos creciendo, ¡esto es lo que nos gusta!
A los veteranos se les da bien, para ser honestos quizás algo mejor que a nosotros, pero disfrutamos todos por igual y se nos ilumina la cara de satisfacción.
Surge un momento de indecisión, nuestros compañeros están dudando en continuar y necesitamos las cuerdas de las dos cordadas para bajar por los rápeles del final de la vía, es sólo un segundo, les puede el vicio y continúan, la satisfacción después de superar las dudas siempre es mayor.
 
Toño saliendo de la R2 y acerando un corto tramo de 5.11 b
¡ Menudo largo, largo que viene!, una fisura ciega algo tumbada para la que nos advierten guardar microfisureros y en la que vemos cómo la otra cordada se cuelgan de ellos más de lo que nos gustaría, remata la fisura un pequeño resalte liso al que le sigue un espejo granítico que me pone la cara de interrogante ¿y aquí qué?.... fe en la adherencia y “mucho morro” que me decía después Toño que pasó silbando durante la fisura y bailando en el espejo, ¡qué fenómeno!.Luego un pequeño péndulo a lo Yosemite para los que no sabemos resolver de otra manera y a disfrutar del resto de la vía.




Llegan las sorpresas, otro techito que esconde detrás una fisura larga, lisa y difícil de proteger , vuelven las apreturas y los jadeos pero salimos (2) .Continúa Ramonio al que nada se le pone por delante y termina el siguiente, detrás pasan lo suyo pero culo-inquieto resuelve lo que le echen.

Ramon escalando el largo anterior al Half Dollar, en el que se ve la cordada americana que nos precede.


 No hay mejor lugar para compartir risas y viandas con los amigos que estas cómodas reuniones  colgadas sobre un valle espectacular, hablamos y enmudecemos contemplando todo esto.
 Estamos en las Mammoth Terraces ,  después de escalar el  primer tercio de la Salathé , relajados, tumbados unos y sentados los otros charramos contentos  mientras miramos esa columna de 600 metros que sostiene el cielo, hemos terminado la vía, es de día y hay cuerdas para bajar (3), pero para pisar la cima quedan como dos Mallos más, hoy no podrá ser Lorenzo.
He escalado mi primera vía en el Capitán. Y me ha vuelto la sensación del largo del “espejo” de ni siquiera haber comenzado a escalar, de tan sólo estar aproximándome a esta impresionante pared. Pero hoy mientras escribo esto y después de haber leído la piada de Lorenzo ( Hiden Peak ) todo esto me parece nada, tan sólo un rato divertido.
 
En las Mammoth Terraces, en el inicio de los rappels

Una vez que terminamos los rápeles nos encandilamos observando el ritmo al que un tío sube jumareando por las cuerdas y petatea después el bulto. Le ha costado menos que a mí bajar. Esto es otro planeta, donde los buenos suben el capitán después de desayunar y luego se van a comer con la familia.
De nuevo un grandísimo placer compartir paisajes, conversación y escalada con este trío surrealista que forman Toño ( el meteorito ) Alberto ( el exótico) y Ramonio ( el ironman ).
Fdo. Juan Luis
 

Foto tomada desde el Pilier de Frenzy de  la Middle Cathedral


NT (1). Se llama “Free Blast” al primer tramo de la Salathé al Capitan, son 10 largos que acaban en las Mammoth Terraces y que pueden hacerse íntegramente en libre si se domina el 5.11 en fisuras, un escalador europeo como Arnaud Petit la gradúa de 6c+.  Esta ruta la aprovechan otras vías como la “Triple Direct” o la “Free Rider”.
NT (2). El autor se refiere a un largo característico llamado “Half Dollar”, un 5.10b peleón.
NT (3). Existe una línea de cuerdas fijas que permiten subir y bajar rápidamente a  las Mammoth Terraces. En muchos puntos las cuerdas están dañadas, supongo por caída de piedras, y te encuentras  con  nudos que neutralizan las zonas mas perjudicadas. Superar  estos nudos mientras rapelas  tiene su miga…

5 comentarios:

elales dijo...

Bravo esos caracoles!!

Alberto Marín dijo...

Cabrones, cabrones, cabrones, que envidia os tengo, me morire y no habre ido a josemite, cabrones un abrazo

Chavi dijo...

Cabrones, cabronazos, pedazo de cabrones, cabrones, cabrones, cabrones, no sé si es envidia, pero cabrones, cabrones, cabrones, cabrones, etc.

Lorenzo dijo...

Chavi, tienes toda la razón; cabrones

Mundsocks dijo...

Hola! Aquí MUND, unos fanáticos de la montaña y el deporte en general. Seguimos vuestro blog, con vuestro permiso! Saludos desde Burgos!