HERMANA MAYOR DE IRURTZUN: VÍA EUROSTIAS + CABALLÉ



El sábado, con tiempo primaveral, a ratos sol, y con previsión de viento sur, fuimos dos cordadas a escalar la Caballé en la Hermana Mayor de Irurtzun.


Para acceder a las vías de la Hermana Mayor, hay que cruzar el río. En esta ocasión pudimos hacerlo andando, pero hay una sirga para poder hacerlo cuando el río baja con más agua. Eso si, atención, porque la polea ha desaparecido.


Otro comentario sobre la zona: Hay que tener en cuenta que está justo encima de la autopista, por lo que el tema de la comunicación queda bastante condicionado por el ruido de los coches.




Es una de las primeras vías abiertas en Navarra, por los escaladores catalanes, Xalmet, Magriña y Caballé, en 1947. El mismo Caballé (arriba en la foto), con otros compañeros hizo las primeras al Huso de Etxauri y al Monolito de Leyre.


Empezamos por los dos primeros largos de la Eurostias, completamente equipados, para evitar los primeros largos herbosos de la Caballé. El primero, V, pero con un primer paso un poco raro, que a mí me pareció mas difícil, y el segundo, 6a+, bonito y buenísimo. Ambos dos podrían tener un signo más de dificultad y no pasaría nada. Ya se sabe, grado Hermanas...




A partir de aquí empieza la Caballé, con reuniones equipadas y chapas de vez en cuando. El grado es más fácil, pero hay que proteger. Mikel irá poniendo algún fisurero y friend, y me tocará quitar solo algunos, porque Oscar y Mikel, la otra cordada que nos sigue, aprovecharán alguno. El tercer largo, es una bonita subida de V con mucho canto. En el siguiente, hay que tener cuidado con alguna piedra sospechosa, y montar la reunión en una gran encina. Después de un largo de trámite por un jardín, en la última tirada, hay un diedro “graciosillo” que vuelve a poner emoción, antes de llegar a la cresta final, territorio de buitres como notaremos fácilmente, que nos llevará hasta los rápeles. La repisa del primer rápel suele estar ocupada en primavera por una familia carroñera. Bajamos en cuatro rápeles, y a comer un bocata, que nos los hemos ganado (unos mas que otros…).



El tema fotos nos quedó un tanto escaso…






Un abrazo


Oscar, Mikel, Mikel y Txus

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Escalada que gustaría a muchos caracoles, pero como no hay manera de que se acerquen a las brumosas tierras del norte...

Toñin Anzos dijo...

Hace tiempo que algunos, ya hicimos unas risas cruzando el rio, por la sirga sin polea y con las manos grasientas.
Abrazos

lorenzo dijo...

Prometo ARRASTRAR a algunos caracoles esta próxima primavera para Irurzun y Echauri que guardo muy buenos recuerdos que me apetece revivir.
Por cierto, cuando escalé la Hermana Mayor no recuerdo que hubiera ninguna sirga ... ni ninguna autopista. ¡Va! seguro que las pondrían hace poco.

Joan Caballe dijo...

Soy el hijo de Caballe.Esta foto me ha ilusionado mucho.gracias

mikel dijo...

Saludos Joan, me alegro que te haga ilusión. Costó encontrarla, pero tu padre fue el precursor de la escalada en Navarra y merece ser recordado como tal. En las guías, siempre se le cita. Un saludo.
Mikel