Montserrat. La momia. Via SANTACANA




Viernes 5 de Agosto 2011


Por el nombre podríamos pensar que se trata de una vía dedicada al histórico tenista (Santa-na), que es una caña de vía (y que por estar en Montserrat se ha quedado en Santa-caña) o quizás por las ganas de meterte una CAÑA que te entran haciéndola. Pero no, nada de eso es cierto, y de ello te das cuenta a los cinco metros de levantarte del suelo: un diedro achimeneado, de esos que ni te metes dentro ni vas por fuera, sino todo lo contrario, un poquito dentro, un poquito fuera (deja de pensar mal, so guarro). Al día siguiente los tres inconscientes que subimos teníamos agujetas por todo el cuerpo, abdominales, dorsales, pectorales, femorales, orejas, nariz y aquí viene lo mejor: varias canas nuevas. Sí, quiero decir canas, pelo blanco de ese que sale o bien con los años o bien cuando sometes tu cuerpo y tu mente a un maltrato fisiológico y psicológico como el de la vía en cuestión. Bueno, en realidad es que el señor que la abrió junto con otros dos, ahi por el año 73, se llamaba Santacana.



El primer largo, 6b (ver foto) es para mear y no echar gota: paraboles alejados, si quieres meter algo, más vale que lleves friends del 4 o más grandes, y sobre todo es uno de esos largos que se suben sin saber muy bien como cojones se han subido y que te garantizan escorchones en rodillas, codos, muñecas, tobillos, pantorrillas etc… y dolores en todos los ángulos del cuerpo para unos cuantos días. Alberto se pegó un vuelo considerable en el segundo o tercer seguro y supongo que por su ascendencia germánica siguió como si nada. El segundo largo es parecido pero menos agónico. Que a nadie se le ocurra meterse con mochila en esta vía, porque baste con decir que se nos quedaba empotrado el casco, con lo que no me quiero ni imaginar si te pilla con macuto a la espalda. El tercer largo, ya es más fácil, y tenía algunos tramos hasta un poco divertidos. Ojo con la salida del segundo al tercero, ya que si te coges la línea evidente te metes en un diedro abavaresado que debe de ser la pera limonera. A continuación Alberto, a punto de meterse por el diedro abavaresado que no le recomindo a mi peor enemigo:




Hay que salir del diedro achimeneado abavaresado – encabronado para coger un diedro normal que sube recto. Se nos quedó un friend atascado en el tercer largo. El largo de salida es un cuarto de esos que no tienen un puto seguro y que mejor no pensar lo que pasa si se te va un bolo. Pasamos algo de frio pese a estar en el mes de Agosto, por estar en cara norte y el viento que venía. Se baja por atrás en un simple rappel de 60. Luego se destrepa por una canal en la que hay una zona de deportiva, con unas vias de octavo grado, por si a alguien le quedan ganitas de estirar la espalda.

Nos faltó tiempo para comernos unas madalenas con chocolate calentito en el Monasterio, pero era viernes por la tarde y el de
ber es el deber.


Al ataque caracoles.


Juan Carlos, Alberto y Gonzalo (Delegación caracoles majaras- Barcelona)


5 comentarios:

Inazio dijo...

Si algún dia me pierdo y no me encuentran..... no me busquéis por allá. Paso de agobios abavaresado d’esos que y Alberto, majarilla, vaya vía que eliges para tu convalecencia y encima con vuelo incluido.

Juan luis dijo...

Esa recuperación tiene muy buena pinta.
Enhorabuena a los tres.

Un abrazo
Juan luis

ramonio dijo...

pero bueno, vaya medicos buenos que tienes Alberto, que te aconsejan estas vias para una recuperación activa. Enhorabuena diedrosbabaresados

Anónimo dijo...

Diedro ababaresado-encabronado-desplomado suena fisiologicamente laxante, ya estoy desempolvando el camalot del 5

chavi

Tonigm dijo...

Buena ruta...una clásica...una via mítica montserratina...yo la hice hace bastantes años cuando habia buriles un par creo por largo , en alguno quizás tres, en los libros antiguos de reseñas le ponian de VI+ que era tope...pero años despues en plena fiebre del grado habia reseñas por ahí donde decian que era quinto....
Parece ser que Santacana no veia muy bien y abrio la via con la espalda al empotramiento o sea mirando hacia el suelo. jejeje.
Salud.