PARED DE ARAGÓN: SIETE VENAS

Después de una buena jornada disfrutando de la compañia caracolera, mi compa y yo nos quedamos en la soledad de Montrebei, sitio perdido en los mapas. El domingo, con la carta de recomendación del Chavi, nos dirigimos a la Siete Venas. Para empezar, nos costó más de lo previsto encontrarla, y ya le daba bien el solete cuando nos pusimos manos a la obra.
Vía alpina de concepción moderna, lo que se traduce en reuniones montadas, placas con chapas y el resto, que es mucho, a equipar al gusto del consumidor. Vía buena y disfrutona en la que hay que escalar y saber protegerse. El grado obligado andará por el 6a+, aunque eso suele depender de la habilidad del artista.

Título de la foto: el monstruo se traga al chaval. Desplome a proteger en el segundo largo, que asusta pero tiene buen canto, precedido de una plaquitas con pasos de bloque chapados. Muy bueno.

En el cuarto largo está la madre del cordero, una fisura diedro de 6c limpia de polvo y paja excepto un fisu abandonado a la salida. Se lo pide el chaval. Bueeeeeno, vale, pero ojo que aquí no hay chapitas y te lo tienes que cocinar tu. Va subiendo muy bien pero claro, hay que ir parando y buscando la pieza adecuada: aquí me entrará el rojo, coño pues no, el verde, joder tampoco, sigo un poco que me canso, meto un micro, ostras mis brazos. Al final, al grito de "alguna vez tenía que ser la primera", se cuelga de un fisurero. Cura de humildad. Cuando me toca subir compruebo que lo ha hecho muy bien. Pero sacar lo cacharricos también cuesta mucho trabajo y llego al fisu abandonado, en los últimos estertores. Cuelgo de él como si fuera un parabolt.


La travesía del sexto largo es el único tramo que está completamente equipado. La reseña marca Ae. Posiblemente se podrá hacer en libre, pero para mí es ciencia ficción. Las vistas son para quedarse allí un buen rato, si no fuera porque el cielo azul prometido se ha convertido en un collage de nubes que impiden el sol, además de levantarse un vientecillo más que refrescante. Vamos, que hacia frío, fresco para un navarro.


Los dos últimos largos son un puro disfrute y encima la dificultad no pasa del 6a. El séptimo, si estuviese en escuela de escalada, estaría pulido de lo bueno que es. Se equipa muy bien y la roca es, más que adherente, abrasiva. La salida del último es la guinda del pastel y hay que comérsela mirando para abajo en el balcón panorámico.
Total, vía recomendable, con largos muy buenos y algún tramo de terrazas y roca a vigilar, en especial en los largos tercero y quinto. Nosotros llevamos fisureros, algún micro y camalots del 0,4 al 3, con los intermedios repetidos. Horario: algo más de cinco horas.
Y después de dos días en Montrebei, nos volvimos a casa contentos y cansados, seguro que uno más que otro. Hay que volver.
La reseña, como no, es de Luichy.
A disfrutar






4 comentarios:

miguel dijo...

Hola, enhorabuena por la entrada. Que fotos más chulas... Queremos ir a la pared de Aragón para hacernos la CADE y me gustaría saber cómo está el acceso (desde dónde se coge la pista y como está para ir con furgo).

Gracias y a seguir disfrutando....

Chavi dijo...

Enhorabuena a los navarricos, ya veo que os ha picado el veneno de Montrebei así que ahora a instalar campo base y asediar la muralla.
Miguel la pista se coge por Viacamp, pone cerrada por obras pero el finde no trabajan y si vas entre semana con educación te dejan pasar.
Mucho ojo con el barrillo que se forma en la pista que patina.
Salud

mikel dijo...

La pista se coge de Viacamp. Es un super pistón que están haciendo ahora mismo. Sin problemas con la furgo.

Anónimo dijo...

El Ae del sexto largo dicen que es 7a+, pero en travesía, raro, raro....