Escalando en Yosemite (II)














Ramón y Alberto

Octubre 2010


En esta segunda y última entrega resumimos las escaladas realizadas.


Pilar central de Frenzy a la Middle Cathedral Rock (180 m, 5.9)

Estupenda vía para empezar y darnos cuenta de lo difícil que es la escalada de fisuras. Típica vía de Yosemite con todo tipo de empotramientos y técnicas (chimenea, “offwidth”, empotramientos de dedos, de manos,..etc) y sin ningún seguro en los largos.

Las “Cathedrals” están justo enfrente del Capitán y desde las Rs , si tienes buena vista o prismáticos puedes ver a la gente colgada en este paredón. Para ser la primera vía y estar cansados del viaje nos salió bastante bien y conseguimos liberar los 5 largos de 5.9. Este buen inicio nos infundió bastante moral “si el primer día ya nos salen los 5.9, ya verás luego….”, ….mas tarde comprobaríamos que nuestro optimismo no estaba en absoluto justificado ¡.


Este primer día también nos mostró lo que sería la tónica social de nuestras escaladas clásicas en Yosemite: bastante gente y de cualquier lugar del mundo, en este caso 2 cordadas de norteamericanos y una de japoneses.

East Buttress a la Middle Catedral Rock (350m, 5.10 a).


Como nos gusto mucho esta “cathedral”, al día siguiente volvíamos a por otra vía, esta vez más larga y con un largo más duro. La vía tiene un tramo que va por placas y ahí – cosa rara- encontramos 4 bolts . Escalando de primero no conseguí liberar el 5.10 a (escalar ese grado y equipar colgando de los dedos en una fisura, no se hace fácil), cosa que si hizo sin problemas Ramón con la cuerda por arriba. Tanto se animó por este éxito que en el siguiente largo se marcó una variante por debajo de un techo en flanqueo que nos hizo sudar a los 2 y que fue mucho más difícil de lo previsto (5.10 b/c?).

Vía superclásica, muy recomendable, incluida en el libro “ Fifty Classic Climbs of North America”.(Nota para el “coleccionista”: ya he pedido el libro…cuando lo reciba si quieres te lo prestaré)


Regular Route al Fair View Dome- Tuolomne. (350 m, 5.9)

Tuolomme es una zona situada a unas 60 millas del valle de Yosemite, zona de alta montaña, con un paisaje y una roca distintos. Lugar maravilloso que realmente vale la pena visitar. La primera foto, con Ramón sonriente, corresponde a esta pared. La vía elegida, es otra joya, otra superclásica que sale en el anterior libro y en el de Arnaud Petit “Parois de Légende”. Precisamente este libro del escalador francés tiene una reseña con graduación europea que coincide con nosotros en asimilar el 5.9 americano a nuestro 6 a.


Dicen que es una vía muy concurrida, pero como es cara norte y ya hacía frió, tuvimos la suerte de estar solos en la pared (es la única vez que nos ocurrió esto, en Yosemite octubre es temporada alta para los escaladores). Para no helarnos, empezamos a escalar al mediodía y llegamos a la cima (casi 3.000 m) justo a la puesta de sol.


Los 2 primeros largos recorren un diedro perfecto de casi 120 m, sin seguros, mantenidísimo en el 5.8 y 5.9, con un granito especial, muy lavado que de vez en cuando nos regalaba algún “knob” (protuberancia rocosa a la que te puedes agarrar). El “crux” del primer largo estaba mojado por lo que hubo que hacer un paso de A0.


Paisaje salvaje, ambiente solitario, escalada preciosa hasta una cima diferente, hacen que esta sea para mi una de las mejores escaladas del viaje. Regresando a Yosemite nos cruzamos con un coyote.

Alter Seven a la Manure Pile Buttress (200 m, 5.8)


Queríamos escalar otra vía clásica, la Nutcraker, pero había tanta gente que nos metimos en esta vía que está al lado. Excepto el primer largo (fisura de 40 m, buena en el 5.8) la vía no es muy interesante, la menos recomendable sin duda de las que hicimos. Como curiosidad, a mitad de la vía nos encontramos un flipado escalándola en solo integral y con una bolsa de cervezas atada a la cintura; el tipo, que por cierto no escalaba nada bien, aprovechaba las reuniones para fumar (marihuana of course¡).


Serenity Crack + Sons of Yesterday – Royal Arches Area (300 m, 5.10 d)


Después de un día de obligado descanso por la lluvia (que nos vino muy bien para recuperarnos de 4 días de escalada y lamer nuestras heridas) nos encaminamos a Royal Arches para encadenar 2 vías míticas: Serenity Crack (3 largos) y Sons of Yesterday (5 largos).

Esta escalada es una de más frecuentadas de Yosemite y dicen que es la mejor en su grado (5.10 mantenido) del Valle. Escalada pura de fisura: casi 300 m de empotramientos de manos, puños y dedos, imprescindible vendarse bien las manos.

De esta vía es muy característico el primer largo en el que se ven los efectos del sobrepitonaje y despitonaje del pasado que han provocado unos curiosos agujeros en la fisura (“pins scars”) que no van mal para cogerse pero que impiden colocar bien ningún tipo de seguro fiable. La consecuencia es que hay que escalar unos primeros 10 m de 5.9 sin ninguna protección, las reseñas marcan un bolt pero ya no está, por lo que queda un tramo realmente expo.

La vía es muy mantenida en el 5.10 a, con un tramo de 5.10 d (fisura de dedos) que no dudamos en resolver en artifo. El resto de la vía, el primero lo hacía más o menos en libre, con algún reposito/paso de A0, y el que iba de segundo lo liberaba bastante bien.

Las Rs están equipadas con bolts y se baja rapelando. Esta es la vía técnicamente más difícil de todas las que hicimos, y la más expuesta por su primer largo, el resto se protege bien.


Northeast Buttress – Higher Catedral Rock (350 m, 5.9)


Otra gran clásica, posiblemente “the best long 5.9 in the Valley”, según la guía Supertopo (algunas reseñas por cierto dan un largo de 5.10 a). Si bien es más fácil que la anterior, la encontramos más dura, mucho mas vertical y con un estilo de escalada mas clásico (diedros, chimeneas,.). Ambiente de cara norte que recuerda una escalada en el Midi o en Alpes.


Llegamos a pie de vía a las 8,30 am pero ya había 2 cordadas delante, luego un guía listillo de Zermatt con su novia nos adelantó y resulto escalar al mismo ritmo o incluso más lento que nosotros por lo que tuvimos que esperar mucho tiempo en una repisa a mitad de pared. Entre una cosa y otra llegamos a la cima con las últimas luces y nos tocó bajar con frontal, descenso largo y perdedor que nos llevó 2 buenas horas. Y a las 9 pm nuevamente en Curry Village, donde pizza y cerveza ponían fin a la jornada.

El día siguiente – jueves- estábamos tan cansados que decidimos no escalar y hacer un poco de turismo por la zona. Y llego el viernes, día de regreso a San Francisco. Compras de recuerdos y de material de escalada a buen precio, paseo y cena por la ciudad cerraban nuestro viaje.


Resumiendo, nos ha gustado tanto Yosemite, y nos queda tanto por escalar….que seguro que volvemos ¡! A ver si conseguimos el Master en escalada de fisuras ¡

3 comentarios:

Chavi dijo...

Estoy asustado...
Si ya me duele el cuerpo y no me he metido en una fisura de esas ¿que sería de mí me atrevo a entrar?
Menos mal que fuisteis pocos días que si no acabais con el libro.
Enhorabuena

lorenzo dijo...

Solo leyendo la piada ya me lo he pasado bien, a pesar de la envidia que me corroe. Tal vez algún día pueda ir, aunque solo sea para hacer fotos. Por cierto que hace años que tengo en casa el libro "Fifty Classic Climbs of North America" que me regaló mi amigo Carlos Bhuler, eran aquellos tiempos en los que escalar el Capitan estaba en nuestra carpeta de asuntos pendientes.
Enhorabuena por la actividad
Lorenzo

Toñin Anzos dijo...

Solo leyendo las piadas, ya me duelen los dedos de las manos y los pies. Cuando sea mayor quiero ir. Por cierto no contais nada del primo del oso "Yogui" que paso?
Felicidades campeones.