Paseo noctámbulo


28-02-09

Jordi, Candi y Chavi

El otro día nos dimos un paseo noctámbulo que aunque fue bonito y distinto cuando lo cuentas te sientes un pardillo, un novato y hasta un poco tonto, pero que le vamos a hacer cuando buscas aventura a veces no sale y en este caso es que no salió nada de nada.

Empujados por nuestro típico brío irracional decidimos poner en práctica la técnica non-stop y dejar lo de dormir para otra ocasión, esas mariconadas para otros. Total que como la semana había sido suave en el curro, salí a cenar con la mujer y los amigos en Zaragoza, dejé a la jefa prudentemente en casa a las 12 de la noche y partí rumbo a Panticosa recogiendo a Candi y a Jordi por el camino.

Un cafecito, dos y tres del termo y salimos dopados a las 3:20 de la madrugada del balneario de Panticosa.

Tras casi cinco horas de marcha ininterrumpida llegamos a la base del corredor Nefropatía algo cansadicos para certificar que el corredor no está formado.

Seguimos con nuestro irracional optimismo y arreamos hacia el corredor Norte de Infiernos que se le veía malito pero parecía que se podía. Hicimos un largo jugandonos el tipo y nos bajamos de aquella merdé de nieve inconsistente y roca suelta.

Todavía haciamos algún chiste así que al pasar por el collado de Tebarray dijimos " y si subimos por la normal para bajar por Pondiellos?" por supuesto ibamos con esquis para que el tema pesara unos kilitos más.

Tiramos para arriba y al cabo de casi una hora de bregar con la nieve ya no nos salía ni un chiste de Jaimito. Ante el evidente agotamiento general nos dijimos que tontos eramos un rato pero que mejor bajar por Azules que seguir subiendo que ya no podíamos ni con el pelo.

Así que para abajo, de paso se había nublado y el relieve era nulo. Mal bajamos esquiando y luego nos esperaba el fondo del valle con nieve humeda y agujeros para hundirse hasta la cintura.

Quince horas después llegabamos al coche fundidicos, sin haber subido a ningún lado y tras haber bregado como pocas veces recuerdo.

Y a pesar de todo aunque al contarlo parece todo un desastre que quereis que os diga fue un bonito día en montaña siempre con buen humor y esta vez sin recompensa.

De estas o cambias de deporte o ya eres caso perdido. Por algo a lo de caracoles le añadimos lo de majaras porque ya no hay cura posible, estamos majaras aunque eso sí, contentos.

3 comentarios:

Jesús Sánchez dijo...

Pues la verdad es que os disteis una buena paliza. Yo creo que ya no estaría para esos "trotes". Para salir de Zaragoza después de cenar, hacer todas las horas de actividad y volver a casa de corrido hay que estar un poco majara o muy fuerte.

Un abrazo y que la salud os permita repetir batallas como esta durante muchos años.

Jesús

lorenzo dijo...

Hola Majaras.
Bueno, yo pude hacer este corredor a la tercera, claro que, una de las veces, como no estaba formado, subimos al pico Piedrafita y nos fuimos a casa contentos.
Aunque ahora pueda servir de consuelo, no te dije antes mi opinión sobre este corredor, por no desilusionar, pero creo que es demasiado corto y fácil para lo lejos que está, mi opinión es que seguro que hay corredores más bonitos, más largos y más cercanos. Pero bueno, es cuestión de volver para ver si tu opinión coincide con la mía.
De todas las formas, MIRA QUE ESTAIS MAJARAS, cuando sea mayor quiero ser como vosotros.
Un abrazo, Lorenzo

Inazio dijo...

Como dice Siniestro Total “Demasiado lejos para ir andando”.
Mejor me esperaría a que a alguna mente preclara y clarividente de Aramón se le ocurra prolongar el proyectado teleférico Astún-Formigal hasta el Balneario de Panticosa pasando por el Collado de los Infiernos, con estación intermedia en el Refugio de Bachimaña, para así rentabilizar esa instalación de la FAM ,y así todos contentos. Total para lo que andan los montañeros de hoy día, y ..... ¿no hay que hacer accesible la montaña?, además para cuatro majaras que se van a oponer.